Los siete fuegos y el sello de Hermes 3ra parte


Así, cambiando nuestra conducta, sellados herméticamente, podemos trabajar en la FORJA DE LOS CÍCLOPES y al no perder Energía Creadora, obviamente se desenvolverán en forma ordenada, uno tras otro, los Siete Radicales.

Necesitamos de los Siete Radicales, necesitamos del PODER FLAMÍGERO, si es que queremos desintegrar lo que debe desintegrar y crear lo que hay crear.

Hay mucho en nosotros que debe ser aniquilado, es mucho lo que debemos crear dentro de sí mismos: Aniquilar el Ego que, desgraciadamente, se procesa en los Siete Niveles del Ser (por lo cual es tan difícil la Liberación; muy raro, espantosamente raro es encontrar a alguien que logre la Aniquilación Budista), y crear el Segundo Cuerpo.

Para crearlo no se debe perder el Mercurio, y se pierde cuando uno se identifica con algo, cuando se olvida de sí mismo; pero si uno no se olvida de sí mismo, se acumula y se convierte en el Segundo Cuerpo. Y si siempre está uno sellado herméticamente, más tarde surge el Tercer Cuerpo, posteriormente el Cuarto. Quien llegue a tener los Cuatro Cuerpos: Físico, Astral, Mental, y Causal, recibe sus Principios Anímicos y Espirituales.

Perfeccionar tales vehículos, resulta espantosamente difícil: Se requiere no olvidarse de sí mismo jamás, se requiere un ACECHO MÍSTICO a cada instante y a cada momento, no identificarse con ningún pensamiento negativo, con ninguna emoción negativa (con lo que dijo fulano, con lo que zutano afirmó, con las tonterías del vecino). Se necesita SELLARSE HERMÉTICAMENTE para no perder Energía. Si así procedemos, lograríamos convertir los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser en Vehículos de Oro puro.

Mas cuán difícil es perfeccionar los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser. Muy raro es quien lo logra, porque pesan, desgraciadamente,... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes ...Todo en la vida funciona de acuerdo con la Ley de Eterno Heptaparaparshinock, la LEY DEL SIETE, y los agregados psíquicos se procesan, por tal motivo, en Siete Niveles del Ser.

Hay quienes logran aniquilar sus agregados en uno, en dos o tres Niveles; pero cuán raro es aquél que haya logrado aniquilar sus agregados psíquicos en los Siete Niveles del Ser.

Mas doy la clave: el Sello Hermético; ésa es la clave de las claves y se resume en: No olvidarse jamás de sí mismo, de su propio Ser, para no identificarse jamás con ninguna circunstancia del Mundo Exterior; es obvio.

Vivimos en un mundo terriblemente doloroso, el mundo éste, de Materia Física. Mucho es lo que se ha hablado sobre la Materia... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes ...Se le rinde culto al Dios-Materia. ¿Pero qué saben los sabios Materialistas sobre este mundo de Materia... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes ...¿Qué es la MATERIA? ¡Nosotros tenemos muchos conceptos sobre la Materia, señores! (Sobre la Materia Física)... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes

Discípulo. Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes

Maestro. Sí, pues cada cual tiene sus conceptos sobre la Materia: Para éste es Energía condensada... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes ...que subyace en la forma... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes ...para ellos la Materia es un modo del movimiento... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes...modo del movimiento...Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes...un pedazo de...Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes...es otro modo del movimiento...Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes...del movimiento se califica como Materia... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes ...y aquél otro modo de movimiento se le da otro califica tivo. Nada saben los Físicos; las Conciencias de ellos duermen profundamente...

Sin embargo, sientan dogmas sobre la Materia, pero no la conocen. Se declaran Pontífices de la Física, y nada saben sobre la Física. ¿Qué podrían saber, si le han puesto múltiples, miles de nombres a la Materia, y qué?

¡Nombres, palabras, palabras, palabras y más palabras! Pero, ¿qué es un pedazo de hierro? ¿Y una piedra? En efecto, ¿qué es aquello? Definiciones de la mente, pero ¿qué es, señores, qué es?

Tomemos nosotros, en la playa, un puñado de arena: ¿Podríamos, acaso, contar con exactitud cuántos son los granos de arena; o los que hay en unos cuantos metros cúbicos de la playa? ¿Qué sabemos de un puñado de arena que tomemos en nuestra mano, sobre su Substancia íntima y sobre sus Poderes secretos? ¡Nada! Aunque diga miles de teorías, ¡nada!

¿Qué saben los Físicos? Ciento cincuenta mil análisis y llegan al átomo y creen que se las saben todas. ¿Qué saben los científicos sobre los átomos, antes de que el Universo existiera, y cómo se comportaban los átomos y cómo se seguirán comportando, después de que el Universo deje de existir?...

Bien sabemos que los átomos también marchan dentro de la Sagrada Ley del Eterno Heptaparaparshinock (la Ley del Siete), se procesan en Siete Niveles... ¿Quién conoce, acaso, la constitución septenaria del átomo?

En última síntesis, está el ÁTOMO ANÚ; él se desenvuelve en el CAOS. Cualquier átomo de Hidrógeno, cualquier átomo de Carbono, o de Oxígeno, o de Nitrógeno, aunque se descomponga y pase por múltiples fases, en última síntesis queda como Átomo Original Anú, porque la Ley es septenaria, y el Átomo Anú es del Caos, de allí procede.

Así que los átomos (antes del Universo, después del Universo, en el Caos) tienen ciertas Facultades, están llenos de actividades y de potencias, que ni remotamente los Físicos conocen. Me atrevo a decir, en nombre de la Verdad, que los Físicos son “ignorantes ilustrados”; tratando de sentarle cátedra a los átomos, tratando de limitarlos en sus posibilidades; nunca sospecharían como se comporta un átomo en el Caos.

Nos hablan de la Evolución y de la Involución, pero ¿qué saben los Físicos sobre la REABSORCIÓN? Las Leyes de la Evolución y de la Involución, son simplemente mecánicas, forman el eje mecánico de toda la Naturaleza, pero hay una Tercera Ley, sí, que se llama “Reabsorción”.

Así que, en última instancia, cualquier átomo (después de los procesos evolutivos e involutivos) SE REABSORBE EN EL CAOS. Y así también los Universos, no es que se agoten, como piensan muchos, evolucionan e involucionan y en última síntesis se Reabsorben en el Caos y entonces viene el Gran Pralaya, la NOCHE CÓSMICA.

Dentro de nosotros existen procesos similares: En el Microcosmos-Hombre siempre se repiten los mismos procesos del Macrocosmos. Tenemos un Caos, muy nuestro; cada cual lo carga. Existe el AZOGUE EN BRUTO, el Mineral en bruto (me refiero al Esperma Sagrado, al EXIOHEHAI). Obviamente, ahí está el CAOS.

Y así como allá arriba (antes de iniciarse la Aurora del Maha-Manvantara), los Mundos se encuentran en el Caos, formados con el Átomo Primordial Anú, mas con posibilidades de surgir a una nueva Manifestación (cuando el FUEGO CREADOR los haga fecundos), así también, aquí abajo, dentro de nuestro Microcosmos-Hombre, el Fuego FECUNDIZA AL CAOS, a nuestro Caos Particular, al Esperma Sagrado.

Ahí están los Mundos Particulares de cada uno de nos, que forman y que formarán nuestro Universo Interior; ahí están las posibilidades del Segundo Cuerpo y del Tercero y del Cuarto. Pero hay que fecundar ese Caos con el Fuego, para que esos Cuerpos o Mundos dentro de nosotros se desarrollen y se desenvuelvan.

“Tal como es allá arriba, es aquí abajo”... Aquí, a nosotros, nos toca hacer en chico, dentro de nosotros mismos, lo que el Gran Arquitecto del Universo, el Demiurgo Creador, hizo en grande allá, en el Macrocosmos.

En todo caso, hay DOS TIPOS DE MATERIA o de Substancia: Esta que es cognoscible, que la palpamos, que estamos parados sobre ella, pero que en realidad de verdad los sabios la ignoran, aunque hayan inventado multitud de teorías más o menos utópicas, y la otra (“Negativa”) que está en el Caos.

Los Mundos no es que se agoten, como piensa la Ciencia profana neciamente, ¡no! Se van reabsorbiendo, después de haber evolucionado e involucionado; se van reabsorbiendo, repito, dentro de los Mundos Superiores, en Dimensiones cada vez más y más altas, hasta quedar, por último, depositados en el MULAPRAKRITI, es decir, en el Caos.

¿Qué es “Mulaprakriti”? Es la Substancia Primordial, Original, y los Mundos que existieron durante un Maha-Manvantara, continúan existiendo en el Átomo Primordial Anú, dentro de la MATERIA NEGATIVA-CAÓTICA. Allí aguardan al TORBELLINO ÍGNEO, al HURACÁN ELÉCTRICO, para que los ponga nuevamente en actividad, en un nuevo Gran Día o MAHA-MANVANTARA...

Queridos hermanos, se hace urgente entender la necesidad de fecundar al Caos que llevamos dentro de nosotros mismos, para que los Cuerpos Internos o Mundos de nuestra propia individualidad, surjan a una Manifestación Cósmica particular, individual. Así es como llegaremos a la Autorrealización Íntima del Ser.

Mas si gastamos torpemente la Materia Fecundante, que es el Fuego, que es la Energía Creadora, ¿cómo podríamos nosotros hacer fecundos a esos gérmenes que duermen entre nuestro Caos Individual? ¿Cómo surgirían a la existencia esos Cuerpos Existenciales Superiores del Ser?

Vean ustedes cómo nimios detalles, como son la pérdida de un botón, que nos inquieta y nos molesta por un momento; cómo tonterías, como ponernos... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes ...entre sí, nos hacen perder fuerza y nos agotan, impiden que nosotros hagamos, dentro de sí mismos, lo que el Gran Arquitecto del Universo realizó, hizo allá arriba, en los espacios estrellados...

Aquí, en este mundo, los científicos, los señores de la Física-Matemática, así como están (con todo su orgullo y su soberbia), nada saben de nada: Son “ignorantes ilustrados”...

Bien recordarán ustedes la teoría de Laplace. Afirma tal teoría, o afirmó Laplace a través de sus hipótesis, que “los Mundos salen de entre las Nebulosas; que éstas giran en una determinada dirección, y que a su vez, la Materia va condensando en determinados puntos, y va siendo desplazada alrededor, y así, un Sol queda para los puntos que han sido desplazados”, y que “esos puntos desplazados son los mundos, que quedan girando alrededor de el centro gravitación”...

Parecerá muy exacta, pero a nadie le consta eso, nadie ha visto jamás salir un planeta de entre una Nebulosa. ¿Quién lo ha visto? El que dijere que lo ha visto, mentiría; y no está bien mentir.

Esto implicaría la rotación de un movimiento siempre constante, rotación en una sola dirección; y se a venido a demostrar que EXISTE LA CONTRARROTACIÓN CONSTANTE. Entonces, ¿en qué queda la teoría de Laplace?

Por ejemplo, en los planetas Urano y Neptuno, sus satélites uno y cuatro, no giran de Oeste a Este, como es normal en muchos planetas del espacio infinito, sino al contrario: Marchan de Este a Oeste. Esto destruye totalmente la teoría de Laplace, pues si una Nebulosa gira, tan pronto hacia una dirección como tan pronto en dirección opuesta, entonces se destruirían, se desbaratarían los hipotéticos mundos del señor Laplace.

¡Y allá ellos con sus teorías que no sirven para nada! Porque los Mundos surgen de “SABABATH”: La MATERIA PRIMORDIAL, el Mulaprakriti, el Santo Caos! De allí emanan o brotan, cuando han sido fecundados por el Fuego.

Continuará....

UNETE Y RECIBE TODO SOBRE EL MUNDO ESÓTERICO

Suscríbete a GRAHASTA
 
Alojado en egrupos.net