Los siete fuegos y el sello de Hermes 4ta parte



Muchos es lo que habla sobre esta Materia Física, y se sientan ellos como dogmas, y a la cual rinden culto los Marxistas-Leninistas. Hasta se dice que “la Fuerza y la Materia están coordinadas”... Y en siglo que ha pasado, mucho fue lo que habló sobre “Fuerza” y “Materia”, pero nada se aclaró, todo quedó siempre incoherente, impreciso, vago... Mejor sería aceptar, de hecho, a los ELEMENTALES, a los “Espíritus” de la Naturaleza y sus átomos.

Cada átomo tiene una Partícula Ígnea o “Elementaria” un Hachín Hebraico que ejerce todo el poder sobre la Materia Física. Eso es más inteligente, eso nos permitiría darnos cuenta de cómo se procesa la llamada “Substancia” en un instante dado.

No quiero decirles a ustedes que la Materia no sea destructible, o que sea indestructible. Es claro que LA MATERIA ES DESTRUCTIBLE, PERO NO LA SUBSTANCIA. La Substancia, contenida en la Materia, pasa por múltiples procesos hasta quedar depositada en el Caos, convertida en Anú (los Átomos Primordiales). Así, los Mundos pueden ser destruidos, pero la Substancia Original queda siempre entre el Caos, en Mulaprakriti...

Indubitablemente, mis queridos hermanos, cuando uno trabaja con los Siete Radicales, va descubriendo dentro de sí mismo todas las maravillas del Universo. Pero antes que todo, hay que encender, completamente la... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes ...y abrir el OJO DE DANGMA, si es que queremos en verdad ponernos en contacto con las maravillas del Cosmos.

La hora ha llegado en que comprendamos que el Universo es muy distinto a como nos lo pintan los científicos. Una es la manera como los átomos se comportan durante la Manifestación y otra es la forma como se comportan en las Dimensiones Superiores de la Naturaleza y del Cosmos, y especialmente en el Caos.

¡Qué Poderes Flamígeros tan terribles los que tienen esos átomos en última instancia; qué capacidad de acción, de Inteligencia activa, trabajando bajo la dirección de los Elohim!...

Les he hablado, muchas otras veces, sobre los ESTADOS DE JINAS, y a muchos les parecería extraño, sería extrañísimo, para a aquéllos que dogmatizan sobre la llamada “Materia”, para a aquéllos que sientan cátedra sobre los átomos y que les quitan a ellos toda clase de posibilidades extraordinarias. Obviamente, si un cuerpo humano puede penetrar dentro de la Cuarta Dimensión y aún dentro de la Quinta, Sexta o Séptima, o sumergirse en el Caos, se debe a las infinitas posibilidades contenidas en los átomos.

Bien sabemos que un cuerpo humano, por ejemplo, en la Cuarta Vertical, ya no se comporta como en el Mundo de Tres Dimensiones, y mucho menos en la Quinta Coordenada. Aquel el cuerpo humano puede asumir figuras diversas en otras Dimensiones de la Naturaleza y del Cosmos; todo eso debido al poder, a la potencia encerrada en los átomos; posibilidades desconocidas para los señores de la Física moderna.

¿Cómo podría uno usar tal Poder Atómico, para entrar en el Mundo de los Jinas con cuerpo físico? No sería esto posible si uno se olvidara de sí mismo.

La ÍNTIMA RECORDACIÓN DE SÍ MISMOS, le permite a uno usar las técnicas científicas que he enseñado en el “Libro Amarillo” para meter el cuerpo fisicoquímico en la Cuarta Vertical, o en la Quinta, o en la Sexta, o en la Séptima, etc.

Pero aquéllos que se olvidan de sí mismos, cuando intentan usar tales técnicas, no tienen capacidad para hacerlo porque dependen del Mundo Sensorial externo, están embotellados en el Dogma Tridimensional de Euclides, están identificados con tantas e infinitas tonterías que existen en este mundo. Entonces, al no tener capacidad para recordarse a sí mismos, menos podrían poner en actividad las Potencias Mágicas de la Física Nuclear en nosotros. Por tal motivo fracasan, no logran meter el cuerpo dentro de la Región de los Jinas o de los Yinas.

Así que, esta noche, al hablar de la íntima recordación de sí mismos insisto, una y otra vez, en la necesidad de un SELLO HERMÉTICO, de un Sello Mágico. Todas las mañanas, al levantarnos, debemos tomar una sola resolución: RECORDARNOS A SÍ MISMOS DURANTE TODO EL DÍA, No olvidarnos (ni un sólo momento) de sí mismos.

Esto se llama “Sellarse Herméticamente”. Si uno no procede así, si no se sabe “Sellar”, es un juguete de todo el mundo, indefenso, vulnerable en un ciento por ciento; una máquina, un autómata que todo el mundo maneja.

Ahonden ustedes en estos conceptos, mis queridos hermanos; necesitamos que ustedes den forma a una INDIVIDUALIDAD REAL. Todavía ustedes no han creado una Individualidad; es necesario crearla. Para eso se necesita el Sello Hermético y Mágico, diario, constante.

Y si trabajan en la FRAGUA ENCENDIDA DE VULCANO, deben saber que los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser exigen el Sello Hermético, no olvidarse de sí mismos, porque si ustedes pierden sus Energías, ¿con qué van a fabricar los cuerpos, cómo harían?

Esto no significa que ustedes no deban actuar; claro está que sí. “SELLARSE” es aprender a sacar buen partido de las peores dificultades. En verdad que los más graves inconvenientes de la vida resultan un “GIMNASIO” maravilloso para el Gnóstico, pero hay que saberlo aprovechar.

Hasta aquí mis palabras de esta noche. ¡Paz Inverencial!... Si algún hermano tiene algo que preguntar, bien puede hacerlo con la más entera libertad...

Discípulo. Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes

Maestro. No se trata de creer o de no creer; se trata de saber colocar cada ficha del Ajedrez en su lugar... Obviamente Aelohim, el Eterno Padre Cósmico Común, Adi-Buddha, nada tiene que ver con esta Creación. El emana de sí mismo (o surge de sí mismo, para hablar más claro), la INTELIGENCIA CÓSMICA O UNIVERSAL, representada por todas esas millonadas de DHYANCHOHAN que en la Aurora de la Creación, en el Amanecer del Maha-Manvantara, hacen fecunda a la a la Materia Caótica para que surja la vida.

Indubitablemente, su Inteligencia Universal es JEHOVÁ. No estoy hablando de un Jehová Dogmático, con barbas hasta el ombligo, sentado en un trono de tiranía, lanzando rayos y centellas contra este triste hormiguero humano, ¡no! Ese Jehová Antropomórfico de la judería no es aceptado por ningún hombre inteligente. ¡Estoy Hablando de IOD-HEVE!

IOD, es el Principio Masculino; HEVE, es el Principio Femenino. Bien sabemos que cualquier Elohim es Masculino y Femenino a la vez, que contiene en sí mismo los dos Polos: Masculino y Femenino (es VARÓN y VARONA).

Indubitablemente, ese Ejército de los Elohim Creadores dio origen al Fuego y el Fuego, a su vez, hizo fecunda a la Materia Caótica para que surgiera la vida.

Así, tenemos explicada la diferencia clara entre lo que es el Aelohim (el Inmanifestado, o Adi-Buddha, cada uno de nosotros tiene su Adi-Buddha dentro de sí, Inmanifestado) y lo que es, en realidad de verdad, el Elohim o el Ejército de la Palabra, ya manifestado, saliendo de entre las entrañas del Eterno Padre Cósmico Común (el Inmanifestado). He explicado, pues, claramente... ¿Alguna Otra pregunta?

D. Venerable Maestro, en una pasada plática usted nos decía, en respuesta a una pregunta, que el Recuerdo de sí tenía que ver con el Centro Emocional Superior, y hasta cierto punto, con el Centro Intelectual Superior. ¿Podría explicarnos, más a fondo, la actitud a seguir para ponernos entrar en contacto con el Emocional Superior y estar en el Recuerdo de sí?

M. El RECUERDO DE SÍ, si bien es cierto que está especialmente relacionado con el Centro Emocional Superior, está también relacionado con todos los demás Centros de la máquina orgánica, porque si uno se olvida de cualquiera de los Cinco Centros Inferiores, comete errores. Sí, uno se olvida de sí mismo cuando se identifica con algo o alguien; cuando uno no se identifica con nada, no se olvida de sí mismo, está Sellado Herméticamente.

Así pues, si bien es cierto que el Centro Emocional Superior es básico para la íntima recordación de sí mismo, no quiere decir que los demás Centros deban ser subestimados en la vigilancia.

¿Qué es lo que se necesita, especialmente, para no olvidarse de sí mismo? NO IDENTIFICARSE CON NADA. Si tú no te identificas con algo o alguien, obviamente, tu Centro Emocional estará en plena actividad (me refiero al Emocional Superior, como centro principal). Mas, en realidad, todos los otros centros de la máquina estarán también supervigilados, ¡Ay de aquél que se olvide de sí mismo, porque ése cae en la inconsciencia más torpe! ¿Alguna otra pregunta?...

D. Maestro, usted hablaba del Aelohim Inmanifestado y del Elohim Manifestado. Entre los Diez Sephirotes, por Jerarquías Inferiores, ¿existen Elohim?

M. Existe, ¿qué?

D. Elojim o Elohim...

M. ¡Obviamente! Los Diez Sephirotes hay que Autorrealizarlos; y todo aquél que logre la Autorrealización Íntima de sus Diez Sephirotes kabalísticos, SE CONVIERTE EN ELOHIM; eso es obvio. Pero repito: Una cosa es el Elohim, como parte del Demiurgo Creador del Universo, y otra cosa es Adi-Buddha, el Inmanifestado.

Solamente podríamos integrarnos para siempre con el Inmanifestado Adi-Buddha, con Aelohim, el día en que hubiésemos Autorrealizado, íntegramente, los Diez Sephirotes de la Kábala hebraica, en nosotros y dentro de nosotros, aquí y ahora.

D. Venerable Maestro, usted nos habló de la “Ley de la Reabsorción”. Cuando un planeta que está en el Mundo Tridimensional, por ejemplo, y se Reabsorbe en el Anú, ¿qué queda en el Mundo Tridimensional, acá?

M. ¡NADA! Lo importante es la Reabsorción. Cualquier planeta que se reabsorbe totalmente en el Anú, pasa por una desintegración total; mas, COMO PROTOTIPO o Mundo, queda depositado en Mulaprakriti, en el Caos, en el ÁTOMO ANÚ.

D. ¿En el espacio no quedan vestigios, tampoco? M.- En el espacio no quedan... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes ...sólo los “CASCARONES INFERIORES”, pero éstos se van desintegrando poco a poco; eso es todo... ¿Hay alguna otra pregunta? Todos tienen derecho a preguntar; no quiero que ninguno de ustedes quede con dudas. ¡Hable hermano!...

D. Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes

M. ¿Cómo? Habla más fuerte para que... Los Siete Fuegos y el Sello de Hermes

D. Nuestro Espacio, si es Materia, ¿no sufrirá algún día la Reabsorción?

M. El Espacio es el Espacio, y está escrito por Nuestro Señor, El Buddha: “Hay tres cosas eternas en la vida: LA LEY, EL NIRVANA Y EL ESPACIO”. El Espacio es el Espacio, Él es inmutable por siempre jamás, Amén. ¿Alguna otra pregunta?

D. Venerable, trabajando el Centro Emocional Superior con el Hidrógeno-12, y el Centro Sexual también, con el Hidrógeno-12, ¿hay alguna relación para el trabajo en la Alquimia?

Continuara.....

UNETE Y RECIBE TODO SOBRE EL MUNDO ESÓTERICO

Suscríbete a GRAHASTA
 
Alojado en egrupos.net

PARTICIPAR EN ESTE BLOG