ME GUSTA Y COMPARTIR

Simbología esoterica del significado de la Navidad





"Inútilmente habrá nacido Cristo en Belem
si no nace en nuestro corazón también.
Necesitamos celebrar la Navidad del Corazón
y esto sólo es posible encarnando
a nuestro Resplandeciente Dragón de Sabiduría,
el Cristo Intimo"


Este es un evento maravilloso sobre el cual hay que meditar profundamente, ya que  es cada vez  menos comprendido, con el materialismo actual, la navidad se ha convertido  en una fiesta sin trascendencia.

El sol físico no es más que una representación del Sol Espiritual, del Cristo Sol. Cuando los antiguos  adoraban al sol, cuando le rendían culto, no se dirigían propiamente al sol físico, si no al Sol de la Media Noche, al Cristo Sol.

Incuestionablemente es el Cristo Sol quien debe guiarnos en los mundos superiores de conciencia cósmica. Todo místico que aprende a trabajar fuera del vehículo  físico a voluntad, es guiado por el Sol de la Media Noche, por el Cristo Sol. Es él quien guía al iniciado, quien lo orienta, quien indica lo que debemos y lo que no debemos hacer. Estoy hablando, en el sentido esotérico más profundo.

Así como el sol físico avanza hacia el norte para dar vida a toda la creación, así también el Sol de la Media Noche (el sol espiritual, el Cristo Sol) nos da vida si aprendemos a cumplir sus mandamientos. En las Sagradas Escrituras, obviamente se habla del acontecimiento solar y esto hay que saberlo leer entre líneas. Cada año en el Macrocosmos, se vive todo el drama del Cristo Sol. Reflexionemos en todo esto. Conviene estudiar lo que es ciertamente el drama del Cristo Cósmico; es necesario que nazca también en nosotros  el Cristo Sol.

En las sagradas escrituras se habla claramente de BELEM y de un establo donde el cristo nace. Ese establo está dentro de nosotros mismos, aquí y ahora.  Precisamente en ese establo interior moran los animales del deseo, todos esos yoes pasionarios que cargamos en nuestra  psiquis.

Belem es un nombre esotérico. En los tiempos en que Jesús vino al mundo, la aldea de Belem  no existía. De manera que eso es completamente simbólico. Bel es una raíz caldea que significa TORRE DE FUEGO. Cuando el iniciado trabaja con el fuego sagrado, cuando elimina de su naturaleza íntima los agregados psíquicos  o defectos psicológicos, indubitablemente ha de pasar por la INICIACIÓN VENUSTA. El descenso del Cristo al corazón del hombre es un acontecimiento cósmico y humano de gran trascendencia  que corresponde, en verdad, con la INICIACIÓN VENUSTA.

Desafortunadamente  no se ha entendido lo que es el cristo. Muchos suponen que el Cristo fue exclusivamente Jesús de Nazareth, pero están equivocados. Jesús de Nazareth como hombre (o mejor dicho, Jeshua Ben Pandirá como hombre),  recibió la iniciación Venusta, encarnó al Cristo, pero no solo él  ha recibido tal Iniciación.

Debemos entender que el Cristo no es un sujeto, no es una persona. El cristo está más allá de la Personalidad, del YO y de la Individualidad. El cristo en esoterismo auténtico, es el LOGOS SOLAR, representado por el Sol físico. Ahora comprenderemos por que los Incas, los Nahuatl, los Egipcios, etc. Rendían culto al Cristo Sol (no se trata de una adoración al Sol físico, sino a lo que se oculta detrás de ese simbolismo). Obviamente se adoraba al LOGOS SOLAR, al segundo Logos.

Inútilmente habría nacido Jesús en Belem, si no naciera también en nuestro corazón. Inútilmente habría muerto y resucitado allá, en la Tierra Santa, si no muere y resucita también en nosotros (esa es la naturaleza del SALVADOR-SALVANDUS). El Cristo íntimo debe salvarnos, pero salvarnos desde adentro. Quienes aguardan la venida de un Jesús de Nazareth para un futuro cercano, están equivocados. El Cristo debe venir ahora, desde adentro. La segunda venida del Señor es desde adentro, desde el fondo mismo de la Conciencia.

Sólo el Cristo íntimo puede darnos vida y vida en abundancia, debemos pensar en el Cristo Interior.

Todo el simbolismo relacionado con el nacimiento de Jesús, es alquimista y Cabalista. Se dice que tres Reyes Magos vinieron a adorarle, guiados por una estrella. ¿Cuál es esa estrella y quiénes eran esos Reyes Magos? Yo les digo a ustedes que esa estrella no es otra  que la del SELLO DE SALOMÓN, la estrella de seis puntas, símbolo del Logos Solar. En cuanto a los tres Reyes Magos, éstos no existieron como personas; son únicamente, el símbolo de los colores del a Gran Obra, es decir de la Piedra Filosofal.

“Mucho se ha hablado sobre el Cristo histórico, mucho se ha hablado sobre Jesús de Nazareth como gran mensajero, pero ha llegado el momento de pensar en el Cristo Intimo”.

“El Cristo es una realidad de instante en instante, de momento en momento. El Cristo Intimo es lo que cuenta. El puede transformarnos  totalmente, él adviene a nosotros cuando el Ego muere”.

“El momento es llegado, en que la humanidad aprenda a comprender a fondo el Esoterismo Crístico, Solar. El instante  ha llegado en que busquemos al Cristo dentro de nosotros mismos, aquí y ahora”..

Conferencia  dictada por el Venerable Maestro Samael Aun Weor.


Buscamos la LUZ. Y dónde está?

Cristo lo dice: Yo soy la Luz del Mundo.... Pero nosotros no nos conformamos con que él lo haya dicho, sino que cada uno de nosotros trata de ser una Luz, una ráfaga viva en mitad del sendero. Los Gnósticos han encontrado en Cristo esa Luz que es SUBSTANCIA, y esa substancia Crística la estudiamos y la aplicamos, que eso es el Gnosticismo, emplear la razón, la ciencia y todos los medios necesarios para descubrir la verdad.

Krum Heller Huiracocha.



EL PESEBRE DEL MUNDO

El Establo o Pesebre donde el Niño Dios Nace es la morada Divina del alma, el Templo eterno invadido ahora por los animales del deseo. Es urgente saber que dentro del Reino del alma existen desgraciadamente los Elementarios animales del deseo. Estos se nutren con las substancias inferiores de los bajos fondos animales del hombre.
Allí viven y se multiplican, todos estos Elementarios animales constituyen eso que se llama EGO; Así pues no es exagerado decir que el YO existe pluralizado. El YO se halla constituido por Elementarios animales; Los animales del establo donde el Niño Dios nace para salvar al hombre. Cada Elementario animal representa un determinado defecto; cuando aniquilamos un defecto, muere su Elementario correspondiente. Nosotros necesitamos morir de instante en instante, nosotros necesitamos disolver el YO Psicológico que se reencarna siempre para satisfacer deseos.

 


UNETE Y RECIBE TODO SOBRE EL MUNDO ESÓTERICO
Suscríbete a GRAHASTA
 
Alojado en egrupos.net