Orden Magico y metodico de la disciplina

Todo aquello que conocemos ya sea por nuestra propia experiencia o por aprendizaje es mental, la intuición, la parapsicología, la mediumnidad, es mental igualmente. Aquello que llamamos materia, o energía, es mente y eso es la esencia que perdura en todas las manifestaciones. Todo tiene su origen en el espíritu a partir del cual concretamos, y por consiguiente es el espíritu, incognoscible e indefinible, la base de la existencia del cual procede todo.
Cada uno de nosotros, como las gotas de agua en el océano, somos una partícula o pensamiento inmerso en este gran cuerpo mental y quizá de esta manera las premoniciones al futuro, la transmisión de pensamiento, los sueños vividos, e incluso las revelaciones, tendrían la explicación de su existencia.
Podremos comprender que si la esencia mágica se basa en los dos pilares de voluntad e intención, es esencial desarrollar esta dos cualidades en nosotros, sin olvidar que de acuerdo al tipo de vibración personal que tengamos tendremos mas facilidad en acceder a astrales mas superiores o menos.
Los grandes maestros de la humanidad aplicaron esos conocimientos a las leyes de la naturaleza, modificando así las vibraciones de los planos materiales, y los milagros ocurrieron.
Queremos aportar pequeñas pautas que favorecerán el desarrollo de nuestra fuerza interna y potenciaran las cualidades mentales a la hora de hacer magia.

1.- Vaciado mental.

Es esencial la limpieza a fin de que nos libremos de interferencias con el Ser. Siéntate tranquilo y dedícate a respirar serenamente mientras observas simplemente tus pensamientos. No los elimines, no los cambies, no te asustes de ellos, solo observa la ingente cantidad de ideas que habitan en tu mente. Comprueba que tipo de mensajes, que emociones te embargan, y no hagas nada, solo defínelas, obsérvalas, ella solas se iran. Ese tráfico mental es de aquello de lo que tu mente se alimenta. Si quieres subir de vibración, si deseas hacer magia, deberás cambiar el chip de tus pensamientos. Si mantienes la continuidad diaria de la observación mental, aumentaras de poder de concentración veras como paulatinamente se va haciendo espacio para nuevas ideas más luminosas. Esencial practicar esto 15 minutos diarios.

2.- Visualiza colores y formas.

Comienza por hojas tamaño folio, todas iguales. Rellénalas de los colores del arcoiris, sin imágenes sin letras solo color y uno en cada hoja. También sirven las cartulinas de colores o el papel charol siempre que sean colores definidos puros y sin mezcla. Siéntate tranquilamente y observa el rojo. Respira serenamente y comprueba que sensaciones te produce. No hagas nada, sientas lo que sientas, solo mira y observa.
Cierra los ojos y piensa en el color rojo que te has concentrado en observar previamente. Veras que en tu mente puede aparecer un rectángulo verde que se superpone o lo rodea. No es nada, solo el complementario del rojo que tu nervio óptico ha recogido. Repite este ejercicio con amarillo, verde, azul y violeta. Las primeras dos semanas cuando seas capaz de visualizar estos colores básicos amplíalo con el naranja, y el turquesa. Se trata de aprender a visualizar sin esfuerzo. Cuando ya puedas hacer esto con los ojos cerrados y con fluidez, haz lo mismo con formas, línea, triangulo cuadrado circulo.
Despues incorpora a tus ejercicios imágenes bellas que te atraigan, flores naturaleza seres santos, bebes. Míralas apréndete todos los detalles de colores vestimentas, cabellos, cielo, entorno y paisaje hasta poder verla con los ojos cerrados de igual forma que si estuvieras en una situación real. Cuidado no utilices símbolos si no conoces el significado y consideres que es importante para ti, porque el símbolo tiene un poder oculto y puede gastarte alguna mala pasada. Piensa somos niños que comenzamos a andar con los primeros pasos, y la situaciones en ese campo duras o conflictivas no nos ayudaran a avanzar sino que nos paralizaran. De la continuidad que le des dependerá la rapidez en el éxito. Estas fomentando la intención.
Cuando ya lleves mese de esta practica y visualices fluidamente comienza con tu magia, visualizando cosas que para ti sean sinónimo de amor, de bienestar de trabajo de éxito…pequeños símbolos tuyos que podrás incorporar a tu magia como por ejemplo, un anillo de oro para un compromiso o un regalo de amor. Lluvia de colores para simbolizar armonía. Cuando yo quiero enviar paz a alguien que esta angustiado veo a la persona y la veo en las condiciones actuales y una vez bien fijada le envío una lluvia de arcoiris que, o invade y va penetrando en el como en una ducha de luz y saliendo por los pies la suciedad, que es absorbida por la tierra. Cuando hago eso la persona en cuestión me da noticias que de repente se siente como mas animado y las cosas parecen que estén cambiando de sentido. Y yo entiendo que la magia ha funcionado.

3.- Visión.

Practica las visualizaciones a ojos cerrados y cuando tu práctica ya te demuestre que tienes una habilidad buena para ello abre los ojos. Netote en el tercer ojo entrecejo y trata de visualizar de la misma forma pero con esa zona. Esa es realmente la visión interna que te ampliara los campos mentales.

4.- Siempre intención.

Dedica los meritos de tus visualizaciones de tus meditaciones o de tus obras mágicas en beneficio de todos los seres, porque eso purifica karma, te aporta beneficios espirituales y por encima de todo, estarás generando amor y generosidad, y eso es de una altísima vibración.

LA MAGIA EN 4 PASOS

Para aquellos que no han logrado aun practicar la magia daremos una formula sencilla. Esto no quiere decir que solo exista esta vía, en realidad cada uno debe encontrar la suya, nosotros solo queremos aportar un camino de experimentación practica y ojala sea útil a muchos.

Preparación

En nuestra zona mágica. Sentados en el suelo o en silla de forma cómoda, con ropas limpias de colores claros. Todo debe estar limpio y en orden. Ponemos incienso para calmar el espíritu. Encendemos una vela blanca para invocar a nuestros protectores realizamos una pequeña oración o invocación pidiendo ayuda y protección a fin de realizar correctamente la obra mágica. Ponemos la copa con agua invocando a nuestros protectores, santos, guias espirituales o ángeles, pidiéndoles protección para llevar nuestra obra buen término sin daño para nadie y sin interferencias ajenas a nuestra voluntad.
Necesitamos tener muy claro cual es el objetivo mágico. Como estamos hablando de un experimento, pensemos en alguien que necesite ayuda, ya sea enfermo o alguien en medio de una crisis que necesite apoyo.
Escribimos su nombre en un papel o usamos su foto y encima escribimos las palabras representativas de aquello que vamos a gestionar, como recuperar energía y salud, que las pruebas clínicas den unos resultados satisfactorios, paz, que consiga un empelo adecuado a sus conocimientos y renumerado de acuerdo a sus necesidades, armonía buen entendimiento… etc... Palabras simples y que no incluyan negación ni prohibición y lo ponemos delante de nosotros.

1 Comenzamos.

Unimos las yemas de los dedos pulgar e índice de cada mano y las ponemos sobre el regazo comodamente una junto a otra y boca arriba de forma que los dedo unidos formen un 8 horizontal (símbolo del infinito).
Cerramos los ojos dirigiendo la mirada hacia arriba en el entrecejo (repetimos con los ojos cerrados).
Inspiramos aire por la nariz y visualizamos el numero 3 o si no podemos pensamos en el 3 hasta que aparezca en nuestra mente y decimos TRES mentalmente y soltamos el aire lentamente por la nariz.
Inspiramos visualizamos el 2 o pensamos en el 2 hasta que aparezca en nuestra mente y decimos mentalmente: DOS y soltamos el aire lentamente.
Inspiramos aire por la nariz y visualizamos el numero 1 o si no podemos pensamos en el 1 hasta que aparezca en nuestra mente y decimos UNO y soltamos el aire lentamente por la nariz.
Decimos YA ¡…

Paso 2.

Pensamos en la persona o el objeto mágico y lo visualizamos colocándolo frente a nuestra frente separada como 1 metros de nosotros y con la mirada de nuestro entrecejo lo visualizamos mientras repetimos su nombre mentalmente. Cuando este la imagen lo mas clara comenzaremos a repetir el pedido que hemos escrito para el. Debemos hacer que este se convierta en un chorro de luz que penetre por su coronilla en forma de colores del arco iris e inunde al objeto interiormente mientras por las yemas de los dedos de las manos y pies sale como unas gotas de grasa oscura que caen al suelo y la tierra las absorbe. Poco a poco veremos a esa persona como una silueta luminica y multicolor de energía pura. En ese momento, decimos que esto sea de beneficio para todos los seres. Damos las gracias al ser superior de la persona por permitirnos ayudarlo y nos despedimos con una sonrisa de nosotros a el y de el a nosotros. Dejamos que nuestro objeto se aleje hacia su destino.

Paso 3.

Damos gracias a nuestros guias y protectores por la ayuda prestada en este trabajo y pedimos que la persona en cuestión reciba la ayuda necesaria para hacer su transformación correctamente.
Lo que hemos hecho ha sido visualizar un objeto material en sus condiciones actuales. Le hemos inspirado la energía que deseamos aportar para la transmutación y se la hemos incorporado haciendo real por el acto de sonreirle y recibir sonrisa suya y permitimos que siga su camino.

Paso 4

Lentamente decimos TRES y soltamos el aire abriendo los ojos. Volvemos a inspirar y cerramos los ojos de nuevo.

Decimos DOS y abriendo los ojos soltamos el aire lentamente. Volvemos a inspirar y cerramos los ojos de nuevo.

Decimos UNO Abrimos los ojos soltamos el aire y decimos ya estoy aquí ¡¡.
Este ejercicio mágico es aplicable a todo deseo solo es necesario cambiar el objeto, la intención y aplicar el símbolo indicado. Por ejemplo si es la compra o alquiler de una casa utilizaremos una de juguete a la que por debajo pondremos la dirección done esta ubicada y el nombre del futuro propietario, es decir si son bienes materiales usaremos la magia simpática del símbolo en miniatura de aquello que pretendemos conseguir en la realidad, procurando que sea lo mas parecido posible a nuestros deseos. Todo esto ya es investigación personal a realizar por el propio mago y que recomendamos tengáis mucho cuidado y estudiéis muy bien lo que se pretenda conseguir porque aquí, en la magia, nada es gratuito. Lo que proyectes pasará, y los pensamientos que ocupen tu mente en ese momento influyen en la obra y pasan también. Puedes prestar una gran ayuda o provocar un desastre.

Cuando ya estéis mas duchos en la practica, si se trata de conseguir un trabajo para alguien podéis verlo en un nuevo espacio laboral con buena cara y que le pagan un dinero que a el le satisface... es como hacer una película, en la que el guionista somos nosotros de acuerdo al encargo de productor, pero no olvidéis el karma es el karma para todos y muchas veces por mas que queramos ayudar a ciertas personas no lo conseguiremos siempre. Se pueden usar ciertas hierbas que quemadas durante la operación ayuden a limpiar el aura del sujeto y facilitar el logro. También es valido durante la operación utilizar aceites mágicos sobre el objeto o trazar símbolos, o incluso cubrirlo con azúcar para darle energía amorosa, o protegerlo de envidias con un circulo de tiza mágica, en fin , hay mil formulas. Solo hemos presentado el proceso básico de cómo hacer magia que despues cada uno podrá ir desarrollando.

LA CLAVE MAGICA

Desde niños hemos recibido una educación basado en pautas de conducta transmitidas de padres a hijos. Con ellas fuimos creciendo y a base de repetición se incorporaron en nuestra vida. Una mañana al despertar, se habia producido el transvase y los hábitos de la saga familiar se habían incorporado a nuestra vida. Unas eran de corte positivo otras no tanto y algunas terriblemente nefastas.

Todo eso, más la influencia del medioambiente, la cadenas del adn, las posiciones planetarias a la hora del nacimiento y memoria akashica que traíamos como parte de nuestro bagaje kármico, configuraron el ser humano que hoy somos. Pero la vida es imparable hasta que finaliza así que al cabo de un tiempo, comprobamos ciertos errores de base y decidimos cambiar los viejos moldes. Lamentablemente la inversión no será fácil, comprendemos que el esfuerzo será trabajoso, se trataba de dar la vuelta a situaciones de rancio abolengo en nuestra mente, así que los primeros intentos no tendrán un éxito muy prolongado y caeremos de nuevo muchas veces en nuestro antiguo sistema. No hay que desanimarse, siempre hay una estratégia, que nos dará la realización del deseo.

La pieza clave del éxito es: el hábito,es decir, la constancia y la fe en nosotros mismos. Cuanto mas deseos tengamos de cambiar, cuanto mayor sea el entusiasmo con más facilidad nuestras neuronas aceptaran el cambio y lo incorporaran al organismo. En muchos casos la "impaciencia" será un gran enemigo a vencer, es uno de los ropajes con que el Ego se manifiesta, y es que en realidad la impaciencia es una forma de resistencia al cambio. Es la antitesis de la humildad y el método.

El hábito es el planning de nuestro cerebro, el lenguaje de nuestro espíritu que canaliza la dirección del enfoque correcto de la energía, para actuar basándose en actuaciones ya conocidas y repetidas continuamente. A mayor numero de repeticiones más facilidad en actuaciones. Al principio, esta "Nueva conducta" será inestable y con grandes oscilaciones pero a medida que se va repitiendo, se abren conductos de seguridad que se iran fortaleciendo, llegando incluso a superar los hábitos anteriores. Solo la repetición continúa de los actos, la práctica metódica del objetivo dará el éxito y la garantía de cambio.

Hay dos condiciones esenciales para tener el éxito en nuestros proyectos mágicos: el deseo y la repetición.

Ya vimos que l deseo mueve la voluntad activa la intención y origina la magia. Sin deseo no hay magia, igual que sin atracción no hay pareja.

La repetición es lo que da poder al hábito, es la estabilidad, la promesa de continuidad, le logro fluido, la mente enfocada hacia un objetivo definido.

Los grandes maestros y sabios de la humanidad siempre recomiendan lo mismo: en aquello que creas, mantente firme, es la clave de la realización. Nosotros desde aquí mágicamente os decimos, no importa que sea poco o mucho, el objeto de nuestro deseo, lo que importa es la constancia con que mantengamos la línea de trabajo de aquello que decidamos lograr. Cuanto mas entusiasmo pongamos en conseguir nuestro objetivo, más firmeza de carácter adquiriremos mas luz generaremos y eso es magia.

UNETE Y RECIBE TODO SOBRE EL MUNDO ESÓTERICO
Suscríbete a GRAHASTA
 
Alojado en egrupos.net

PARTICIPAR EN ESTE BLOG