Horóscopo chino de la sexualidad Masculina


Los doce signos astrológicos chinos poseen elementos Yin (femeninos) y Yang (Masculinos).
Dependiendo del predominio de cada uno de ellos, se establecerán las diferencias de personalidad. Así signos como el dragón, la serpiente, la cabra, el gallo, el tigre, y el caballo son Yang. Por su parte el gato, el mono, el perro, el cerdo, la rata y el búfalo son Yin.

No debemos concluir por ello que el hombre Yang es superior al Yin, ni viceversa. Pero hay un detalle bastante revelador, y es que el hombre Yang será más frágil en las situaciones y tareas más duras que el hombre Ying. Ello es debido a que éste último posee más componentes femeninos, que lo hacen más resistente y tenaz.

 

El hombre "Buey"

Parece estar hecho para el amor. Su pene es vigoroso y él lo utiliza con habilidad e inteligencia. Sabe contener y prolongar su excitación con penetraciones suaves y acompasadas, que finalizarán en una apoteósica cabalgada con eyaculación incluida. Cuando su pene pierda dureza no le agobie. Unas caricias, unos besos, incluso un paseo por el monte o por la playa, serán suficientes como para reavivar las brasas de su pasión. Pero tengan cuidado con las chispas de no quemar las sabanas del lecho... Su pareja debe ser una mujer equilibrada, tranquila, cariñosa y a ser posible perfumada. Es un amante de la comida y sus preferidas son las carnes frescas.

 

El hombre "Caballo"

Es prodigio de la verborrea y del sexo fácil. Persona relajada y de carácter agradable, habla de amor antes, durante y después de hacer el amor. Tiene cierta predilección por el cine y las novelas eróticas que le producen excitación. Le gusta mucho improvisar y no se sorprenda si intenta hacer el amor en lo alto de una montaña, en un avión, en la playa, en una discoteca... cualquier lugar será válido para él. Sus relaciones son bastante fugaces y puede repetirlas varias veces sin problemas. Le gusta comunicarse con su pareja si esta no es muy estúpida y está dispuesta a escucharle. Como punto débil hay que destacar la falta de control sobre la situación y la eyaculación precoz. Cuando ello se produce el hombre caballo se inquieta y se atormenta durante largo tiempo, si su compañera no sabe calmarlo y crear un clima de ternura y comprensión. A partir de ahí con unas caricias y besos bien dados tendrá a su caballo dispuesto a galopar de nuevo.

 

El Hombre "Conejo"

Goza de un buen apetito sexual. Su imaginación guía a su sexo, de talla mediana, hacia la mujer que adora. Los nativos de este signo son los que mejor comprenden y mejor aman al llamado "sexo débil" (madre, esposa, hermana, hija, compañera, amiga, etc...). Es un soñador y su imaginación le ayuda a pasar temporadas sin relaciones sexuales. Es amante de las caricias y de la masturbación. En este sentido le gusta tanto dar como recibir, aunque si no se ocupan de él, sabe muy bien satisfacerse. Le gusta más el comf ort de su casa y de su cama, a la improvisación de una aventura. Su vocabulario, un tanto sofisticado, denota una personalidad muy especial. Así pues no es de extrañar que le guste ser tratado como un niño, incluso con algunas derivaciones sádicas. Hay que contarle historias, hacerle sentir miedo y a su vez besarlo suavemente por todo el cuerpo, hacerlo gatear, y dejarle que acaricie sus senos, nalgas etc... Pero no se asuste, pues el acto sexual será realizado con la virilidad que cualquier mujer esperaría de un hombre.

 

El hombre "Cabra"

Está siempre abierto al exterior. Posee un gran don de gentes y tiene un físico agradable. Le gusta seducir y no le acompleja que su sexo sea de talla mediana, pues sabe que de poco se puede llegar a mucho. Sus amantes conocen bien sus cualidades: es muy sensual, muy apasionado y sobre todo es capaz de inventar nuevas posiciones con mucha facilidad. Además si las condiciones son propicias es capaz de hacer bien el amor durante horas. En la vida cotidiana suele eyacular con bastante facilidad, lo que le ayuda a mantener relaciones fugaces. En los momento de flaqueza, su compañera deberá hacer maravillas para devolverle el tono sin herir sus sentimientos. Este hombre de temperamento fiel suele elegir a su compañera por sus cualidades y ello le hace muy apto para mantener relaciones estables y satisfactorias.

 

El hombre "Perro"

Esconde mucho bajo esa apariencia de tímido que le caracteriza. Una de las primeras sorpresas con la que nos encontramos es el gran tamaño de su pene, con el cual puede llegar a realizar "obras maestras". Es un hombre apasionado y por ello le será fácil a su compañera mantener y avivar la llama del deseo. Otro detalle sorprendente es su tendencia, un tanto masoquista, por establecer relaciones con personas diametralmente opuestas a él. El resultado son relaciones que rozan la obsesión. Pero sabe hallar la salida siempre, ya que le gusta fragmentar su vida en compartimentos estancos. Su compañera deberá ser complaciente y a la vez sensual, coqueta y femenina. Aprenda a aceptar sus lapsus de energía sexual y no se arrepentirá.

 

El hombre "Gallo"

Es un hombre de gran inquietud sexual. En sus relaciones será siempre él quien tome la iniciativa, y no es precisamente un ejemplo de suavidad y ternura. Más bien todo lo contrario, ya que la rapidez es su gran cualidad y si él disfruta sabrá también cómo hacer gozar a su pareja. El tamaño de su pene suele ser generoso, pero aún en el caso de que no fuera así, sabrá utilizarlo muy satisfactoriamente. El hombre gallo es impaciente, por eso no es muy aconsejable jugar demasiado con él, ya que abandonará pronto el juego. Aproveche el instante y disfrútelo con todo su cuerpo, y recuerde que si su fantasía sexual tiene algo que ver con la violación , es muy posible que se vea colmada... Pero cuidado, que el gallo puede dar prioridad absoluta a su trabajo y a sus distracciones. En ese caso su compañera deberá tener mucho tacto e inventiva para hacer que la chispa brille de nuevo en su gallo.

 

El hombre "Dragón"

Ama la vida, el ruido, la acción, el sexo... Es un ser polivalente por excelencia y por ello no debemos asombrarnos si nos lo encontramos en las situaciones más dispares. Tiene gran facilidad para pasar de un extremo al otro en cuestión de minutos. Su vida privada está basada en el sexo principalmente. Posee un pene muy hábil que complementa a la perfección su imagen de seductor. Debido a su naturaleza de cazador es muy corriente que durante su juventud sea capaz de cazar a distintas liebres al mismo tiempo. Con el paso de los años disfrutará mirando jovencitas a la salida de la escuela. Todo ello no impide que pueda ser un marido cariñoso, fiel y un buen padre. Es un hombre generoso y está siempre preparado para hacer el amor y le gusta repetirlo asiduamente. Cuando su capacidad vaya mermando con la edad, no se sincerará con nadie e intentará volcarse en otras facetas de su vida personal, profesional, deportiva... Deberá ser su pareja quien tome la inic iativa, siendo recomendable la brusquedad frente a la dulzura, ya que la imagen de forzar a su compañera le excitará mucho más que toda una elaborada sesión de carantoñas y mimos.

 

El Hombre "Rata"

Bajo un aspecto tímido y reservado esconde su verdadera personalidad. No se sorprenda cuando descubra en él una persona de gran sensualidad. Ya desde muy jóvenes los nativos de este signo se caracterizan por su facilidad para excitarse y suelen ser precoces en sus relaciones sexuales, que en muchos casos acontecen con mujeres maduras. Su pene es de talla normal, pero sabe sacarle muy buen rendimiento. Es algo comodón y necesita unos mínimos de confort para decidirse a realizar el acto sexual. Así, detalles como habitaciones espaciosas, bañeras redondas, jacuzzis... le harán sentir como pez en el agua. Es una persona muy aseada y de buen gusto para vestir, pero ante todo es muy varonil. Para la vida en pareja es un compañero excelente, pues sabe darlo todo antes de exigir a su pareja. Sus reglas de vida están basadas en la salud, la higiene y la organización de su tiempo. Hay entre ellos algunos maniáticos del orden. Se hallan en reflexión permanente sobre todo y particularmente sobre ellos mismos. Esto provoca un cierto decaimiento en su deseo sexual, si bien obligándole a hacer ejercicio, su gran apetito sexual volverá. En definitiva, es el tipo de hombre con el cual es posible alcanzar la plenitud.

 

El hombre "Cerdo"

Es el hombre de las mil caras. Típico exponente de la doble personalidad, su pareja nunca sabrá con cuál se va a encontrar. En el apartado sexual puede ser dulce, tierno, delicado y lleno de atenciones, o por el contrario desplegar una actitud arrogante, agresiva e incluso violenta. De todas formas su pene, de tamaño mediano, será siempre un buen instrumento de placer. Su cualidad más importante es su simpatía. Él lo sabe y lo aprovecha hasta límites insospechados. Para enfatizarla se ayuda de elementos externos como pueden ser colonias y demás artículos de lujo, todo lo cual le ayuda a cautivar a sus presas. Es pues un hombre un tanto sibarita, que puede ser romántico en ciertas ocasiones y después, convertirse en una fiera. Su pareja deber tomar precauciones si no desea ser devorada. Si bien hay muchas mujeres que necesitan precisamente eso...

 

El Hombre "Serpiente"

No es una casualidad que posea un poderoso dardo con el que pueda matarnos sin que nos demos cuenta. Es el mejor especimen de "sex-symbol" que se pueda encontrar. Sus reservas y recursos son enormes e interminables. Necesita una compañera particularmente fuerte y que esté siempre preparada para todo y en cualquier situación. Si se acepta como es, es decir: egoísta en el sentido de satisfacer primero sus necesidades naturales y poco pródigo en caricias, podrá convivir bien con él. Su pene es de una eficacia increíble. Será capaz de saciar toda el ansia de su pareja. El placer y el orgasmo están garantizados. Sólo la fatiga pasajera, el exceso de alcohol o de comida podrán en algunas ocasiones ensombrecer a esta maravilla sexual. Profesionalmente es muy versátil y trabajador. En definitiva, es una persona en la cual se puede uno apoyar cuando lo necesita y no le fallará. Es responsable y tenaz, por lo que no suele tirar la toalla con facilidad. Además suele ser bastante fiel. Pero no todo es de color de rosa: tiene una mentalidad muy machista, él es el jefe de la familia y no se deben esperar muchas muestras de agradecimiento por la colaboración prestada.

 

El hombre "Mono"

Es un artista y posee una gran imaginación. Le encanta bromear, ligar y hacer el amor. Si quiere puede ser el mejor de todos. Es capaz de acunar cualidades morales como la gentileza, el afecto, la sensibilidad, la sensualidad mezclada con cierta timidez, con cualidades estáticas. No tiene que intentar quedar bien, ya que siempre lo consigue con todo el mundo y sobre todo con su pareja. Tiene un gusto bastante desarrollado y por ello necesita de un ambiente cálido y sugestivo para hacer el amor con su pareja. Es muy romántico y su imaginación desbordante le lleva en ocasiones a perder el contacto con la realidad. En estos casos si su compañera no tiene mucho apetito sexual sólo tiene que esperar a que baje de la nube, si no ataque sus múltiples zonas erógenas y ver como baja de la nube. No se olvide de tenerlo siempre entretenido ya que de lo contrario el mono se parará en otras ramas donde le hagan más caso.

 

El hombre "Tigre"

Es el más poderoso, y dulce al mismo tiempo. Suele poseer un buen órgano y se siente el rey. No importa si su pareja no se lo dice, él sabe que es el mejor. Le gusta dominar pero sin llegar a abusar de su superioridad. Es un ser que necesita vencer y convencer en todas las facetas de su vida y normalmente lo consigue sin mucha dificultad. Tener relaciones con un Tigre es algo que recordará , no sólo por la calidad sino también por la cantidad. Su peor enemigo es cuando falla su erección. Su orgullo se siente verdaderamente castigado e incluso se vuelve tímido e introvertido. En estos casos es necesario que su pareja actúe con gran delicadeza y tacto, ya que detesta la vulgaridad en los demás. Poco a poco y sin exasperarlo las cosas volverán a su cauce y el volcán iniciará el proceso de erupción que conducirá a su pareja al éxtasis.

PARTICIPAR EN ESTE BLOG