La Videncia a traves de las Bolas de Cristal


La bola de cristal está muy ligada a estados superiores, al manejo de la armonía, a la unión de cadenas fraternales y sirve como buen catalizador de las personas sensibles a las facultades extrasensoriales. La forma es pura, el material también puro y estas dos características contribuyen a mejor visión. Las bolas de cristal puro fabricado por el hombre o las de cristal de cuarzo ejercen su acción para poder visualizar interiormente más que en la misma bola.

En magia y chamanismo pueden utilizarse las bolas de cristal tanto con burbujas en su interior como no, dependiendo de la aplicación que quiera darse, ya que las burbujas interiores pueden ayudar a canalizar ciertas fuerzas si bien pueden impedir alguna visualización dentro de ella, pero se gana en fuerza o desarrollo de la sesión

Las bolas de cristal son la perfección o el máximo de la armonía, tanto simbólica como real y se puede probar científicamente. Todo movimiento, toda evolución tiende a las formas circulares.

Su origen más remoto se encuentra en las esferas cristalinas o minerales que ya utilizaban los egipcios. En Antinópolis (actual el-Sheik Ibada, Egipto), los sacerdotes y augures empleaban bolas de cobre o de otros metales. También disponían de cristales de roca tallados y pulidos a los que preguntaban en voz alta, esperando que sus dioses se manifestasen a través de ellos.

En unas excavaciones localizadas en el valle del Tigris y del Éufrates, el arqueólogo Milai Zanuzy descubrió setenta esferas que pudieron pertenecer a un templo situado en la antigua Ur, actualmente Irak.

En Europa el uso de la bola de cristal se remonta a las tribus célticas que habitaban en la isla de Gran Bretaña desde el año 2.000 a.C. y fueron unificadas por parte de los druidas, quienes utilizaban la bola de cristal como método de clarividencia. Durante la Edad Media en Europa Central muchos hechiceros, videntes, magos, gitanos y médiums la empezaron a utilizar como instrumento infaltable, tanto para ver el pasado como el presente y el futuro de los consultantes.

Debido a su naturaleza transparente, el berilio era uno de los materiales más utilizados para fabricar las bolas de cristal, y muchos montañeses de Escocia comenzaron a denominarlo como la “piedra de energía”. De todas formas aunque las primeras bolas de cristal fueron fabricadas con este elemento, en la actualidad se utiliza el cristal de roca ya que resulta ser mucho más cristalino. Ahora bien, se dice que la bola de cristal se “inventó” mucho tiempo antes de las tribus celtas, y fue en el antiguo Egipto, varios milenios anteriores a la era cristiana, aunque también hay afirmaciones que nos indican que la bola de cristal tiene sus orígenes en la civilización maya.

Algunos datos que resultan muy interesantes con respecto a la utilización de la bola de cristal son que por ejemplo, en la isla de Fiji, cuando sucede algo malo u ocurre un delito, siempre se recurre a la bola de cristal ya que se dice que la misma tiene la capacidad de mostrar los sucesos ocurridos y de esta manera se pueden conseguir las pruebas de quien fue el culpable; este método era usado por los aztecas y los incas.

Uno de los usos más conocidos en la historia de la bola de cristal es el del astrólogo Dee, quien la utilizaba con el fin de mostrarle la Reina Isabel I los sucesos del pasado. A pesar de que mucha gente pone en duda la credibilidad de este método de clarividencia, no podemos negar que en el ambiente de la magia es el recurso más utilizado por brujas, magos, hechiceros y adivinadores.

Utilizar una bola de cristal como medio de adivinación puede resultar un método ideal para aquellas personas que son sensitivas y que desean canalizar correctamente sus facultades clarividentes. Es importante conseguir una bola de cristal que este tallada en un cristal de buena calidad. Un detalle importante que hay que tener si se utiliza una bola de cristal es que la mesa en donde se realice la consulta siempre debe estar cubierta por algún mantel, blanco o de cualquier tela que no brille; generalmente la tradición de las brujas indica que la bola de cristal debe estar apoyada sobre un terciopelo negro para que se eviten los reflejos cuando se esté utilizando.
Es importante calentar la bola con fuego o bien frotándola con las propias manos antes de colocarla en la base, y para lograr que el efecto de visiones que queramos obtener funcione, lo que se debe hacer es proyectar la mente hacia el interior del cristal y no de la superficie como mucha gente cree; una vez que estemos completamente focalizados en ella las imágenes empezarán a aparecer por si solas.

PARTICIPAR EN ESTE BLOG