Un Santo para cada Necesidad


Santa Agueda: Patrona del mal de los pechos.
Santa Ana: Patrona de las mujeres embarazadas.
San Antón: Protector de los animales.
San Antonio: Para pedir un novio.
San Augusto: Contra las enfermedades de los huesos.
Santa Bárbara: Abogado contra las tormentas .
San Bartolomé: Para la mujer en parto.
San Basilio: Luz en la justicia.
San Cipriano: Para las personas con maldiciones.
San Cosme y Damián: Para los médicos y farmacéuticos
Santa Cristina: Contra las malas lenguas.
San Cristóbal: Abogado del automovilista.
San Dionisio: Para los dolores de cabeza.
San Donato: Para las cosas perdidas.
San Doroteo: Para los dolores de vientre.
San Expedito: Para el dinero.
San Francisco Javier: Abogado del turismo.
Santa Genoveva: Contra el hambre.
Santa Isabel: Atraer un marido.
San Isidro: Patrón de buenas cosechas.
San Jaime: Abogado del reuma.
San Valentín: Patrón de los enamorados.
Santa Cita: Patrona de las empleadas del hogar.
San José: Para tener una buena muerte.
San Judas Tadeo: Para los casos difíciles.
San Telmo: Patrón de los Navegantes.
Santa Rita: Abogada de los casos difíciles e imposibles.
San Lázaro: Patrón de los pobres.
San Pancracio: Para tener trabajo.
Santa Lucía: Abogada de la vista.
San Roque: Abogado contra la peste y las epidemias.
San Martín de Porres: Abogado de los enfermos incurables.
Santa María Magdalena: Para ayudar a las mujeres perdidas.(prostitutas)
Santa Rosa: Patrona de las enfermeras.
Santa Lara: Para tener hijos.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

PARTICIPAR EN ESTE BLOG