ME GUSTA Y COMPARTIR

Cómo realizar una Tirada con Runas para conocer el Futuro


Existen muchas formas de tirar las runas. A lo largo del tiempo esta práctica se ha vuelto muy popular, pero hay que seguir unas normas para conseguir el efecto deseado.  Las runas son la escritura mágica del pueblo vikingo y germánico. Se usan tanto para la magia como para la adivinación.

Cada runa representa conceptos por sí mismo, además de servir como escritura, incluso la palabra runa contiene los significados susurro, secreto y misterio. Las Runas son un elemento mágico que se utiliza como oráculos para encontrar respuestas a nuestras preguntas. Esto no quiere decir que sus respuestas deban ser tomadas como sentencias, si no como una guía para saber cómo actuar ante determinadas situaciones. Para ello lo más  importante es usar bien nuestro juicio e intuición.

Antes de usar las Runas, no debemos olvidar que la magia es intención y deseo. Sin una idea clara de lo que se pretende obtener y sin un firme interés, la magia no puede funcionar. Por eso de nada sirve utilizar una Runa como amuleto si no creemos firmemente en ella. Las Runas, como otros elementos mágicos actúan  como amplificadores del pensamiento humano, siempre que éste esté dirigido a una meta concreta.

Para tirar las runas debemos disponer del juego completo, convenientemente guardado en una bolsa. Es importante realizar la tirada encima de una tela o paño al que le tengamos aprecio. Éste representará el mundo, nuestro espacio vital, el campo de juego. Deberemos reservarlo únicamente para este fin.

Es conveniente buscar el espacio y momento adecuado para realizar la consulta, estar relajados al punto de poder iniciar la identificación de nuestra energía con la energía rúnica.  Se recomienda sacar las runas de a una vez y con la mano izquierda, que es la mano del inconsciente. La lectura de las runas se efectuará recorriéndolas según el orden en que las hayamos ido extrayendo y dispuesto.

Según las necesidades y deseos, y guiados por la intuición, determinaremos antes de la tirada el orden de lectura de las runas, por ejemplo: decidimos que la primera se referirá a las circunstancias que causaron la cuestión (pasado), la segunda nos hablará del presente y la tercera nos aclarará cual será el posible desenlace (futuro). No es recomendable que vuelvas a tirar las 5 runas por la misma pregunta, seria confuso y contraproducente. Si lo deseas puedes tirar 1 o 3 runas para aclarar algún aspecto que te quedo pendiente o poco claro.

 

Tipos de Tiradas

 
Runa de Odin
Se escoge una runa al azar. Su interpretación nos dará una visión total de los hechos, de las condiciones presentes y una solución.
 
Método de las 3 runas
Se sacan 3 runas y se colocan de derecha a izquierda. La primera (del lado derecho) describe la situación actual que esta atravesando, tal como es. La del medio sugiere la acción a seguir, que deberá realizar. La tercera (izquierda) señala la nueva situación que comienza a desarrollarse.
 
Cruz Rúnica o Cruz Celta
Como en el método anterior se sacan tres runas y se colocan de derecha a izquierda en línea recta. Además se coloca una runa por encima de la del medio y otro por debajo formando una cruz. La primer runa del lado derecho indicara el pasado, la del medio el presente y la tercera el futuro. La runa que esta por debajo del presente indica la situación que lo sostiene y la de arriba, es la dirección o cabeza que perfila la idea que lo fundamenta.
 
Los 8 de Heimdale
Saque las runas de a una y ordénelas de a pares, es decir son 8 pares de runas, colocadas en círculo.

El primer par describe los principales rasgos de la personalidad del consultante, sus habilidades, lo que lo marca desde que nació.

El segundo par describe el estado emocional en que se encuentra.
El tercero con sus fragilidades, lo que debe fortalecer.
El cuarto par es el antídoto de esas debilidades, la acción reparadora.
El quinto y siempre es así, es la opinión que tienen los que lo rodean.
El sexto es la casa del futuro, lo que se viene.
El séptimo par es la casa de heimdale, sus runas protectoras.
El octavo y último par es el Consejo del Guardián.
La combinación de los últimos dos pares son la conclusión de Heimdale y la solución para contrarrestar los efectos del pasado, y presente inmodificable.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.