El Ungüento de las Brujas



Para un gran número de desdichados y desdichadas, entregados a estas locas y abominables prácticas, el sabbat no era más que una amplia pesadilla en la que los sueños parecían realidades, y que ellos mismos se procuraban por medio de brebajes, fricciones y fumigaciones narcóticas. Porta, a quien hemos señalado ya como un mixtificador, da en su Magia natural la pretendida receta del ungüento de las brujas, por medio del cual se hacían transportar al sabbat. Se componía de manteca de niño, acónito hervido con hojas de álamo y algunas otras drogas; despues, quiere que todo esto se mezcle con hollín de chimenea... lo que debe hacer poco atractiva la desnudez de las brujas que acuden al aquelarre frotadas con esa pomada.

He aquí otra receta más seria, ofrecida igualmente por Porta, y que transcribimos en latín para dejarle íntegro todo su sabor a grimorio:

Recipe: suim, acorum vulgare, pentaphyllon vespertillionis sanguinem, solanum somniferum et oleum, todo ello hervido e incorporado junto hasta la consistencia del ungüento".


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario