Las sectas Destructivas


Los seres humanos, cuando nos agrupamos, creamos grupúsculos sociales donde surgen una amalgama de pasiones humanas que pueden resultar muy peligrosas y destructivas para los individuos menos afortunados. Esto sucede tanto en las agrupaciones familiares, como en las empresas de trabajo, como en cualquier forma de agrupación social; y las tragedias que suceden en su seno apenas nos llaman la atención por ser ya parte de nuestro costumbrismo. Infinidad de personas acaban destrozadas en el seno de sus familias
La palabra secta proviene del latín seguí, que traducido literalmente significa seguir, aunque a veces se relaciona por una terminología errónea con secarse, cortar, separar, en latín.

En las sectas, la pertenencia es voluntaria y debe merecerse, son grupos totalmente estructurados y fuertemente organizados que promueven un nuevo sistema de vida y que obligan a sus adeptos a una sumisión total. Habitualmente estos grupos viven en comunidades y el líder posee todo el poder. Tratan de captar adolescentes de clase media y media alta, baja y todo el que quiera creer. Es un lavado de cerebro, son algo esotérico, subjetivo, cosas raras que ocurren muy poco y a muy pocos. Nada más lejos de la realidad.

El lavado de cerebro es un proceso muy técnico y preciso, de manual; y es un proceso que ocurre mucho más de lo que la mayoría puede imaginar. En todos los países sucede, están plagados de organizaciones que utilizan estas técnicas para conseguir sus fines: sectas comerciales o piramidales, grupos terapéuticos, supuestas ONGS, partidos políticos, asociaciones religiosas, e incluso grandes empresas que empiezan a utilizar estas técnicas al constatar que manipulando mental y emocionalmente al trabajador se reducen los costes y se multiplican los beneficios. La mente humana es mucho más frágil y manipulable de lo que solemos creer.

Pero hay que diferenciar entre secta y secta destructiva. Una secta, es un conjunto de personas aglutinadas por el hecho de seguir una determinada doctrina y/o líder, que ha escindido previamente de algún grupo doctrinal mayor respecto del cual, por lo general, se muestran críticas. Según esta definición, en principio, una secta es un tipo de agrupación tan honorable y defendible como cualquier otra.

Una secta destructiva será todo aquel que, en su dinámica de captación y/o adoctrinamiento, utilice técnicas de persuasión coercitiva previa del adepto o la dañen severamente. El que por su dinámica vital ocasione la destrucción total o severa de los lazos afectivos y de comunicación afectiva.

Los individuos sometidos a un adoctrinamiento sectario intenso durante un tiempo determinado, acaban sufriendo una patología mental que, en términos psiquiátricos, se denomina síndrome disociativo atípico, cuyo síntoma más evidente es la interposición de dos personalidades en la mente del adepto, la previa al sectarismo y la personalidad que la secta le ha creado, que es dependiente, sumisa, inmadura, manipulable e irracional.

El líder de una secta, sé autodenominan gurú, maestro, pastor, reverendo, profeta etc. Todos, en mayor o menor medida pretenden ejercer un poder divino. Eso significa que el líder lo sabe todo y lo prevé todo. Nadie puede dudar de sus afirmaciones, ni de sus escritos o sus órdenes. El dominio del líder es tal que hasta el hecho más irracional es aceptado. Ser líder no es malo, ser líder fanático sí lo es El fanático considera su creencia, su ideal como algo sagrado y como tal por encima de todo.

Otra característica de la fe fanática es la intolerancia, no soporta que lo contradigan: se pone tenso, se excita y se enfurece contra el que opina diferente. No soporta los argumentos del otro porque lo obligan a cuestionarse sus creencias. Por ello prefiere hacer proselitismo y convencer él a otros. Su “facilidad de palabra”, su labia, junto con una arreglada imagen física a tono con la ideología del grupo, es la base de la manipulación que ejercen sobre sus seguidores. La forma de vestir, su cabello, su forma de hablar y de caminar, los manierismos con los que subraya su predicación... todo en ellos está debidamente estudiado y explotado para atraer a los desprevenidos. 
 

Características que diferencia y define una secta destructiva

1. Dañan psíquicamente a sus adeptos (lavado de cerebro = modificación del pensamiento).

2. Su único y principal fin es el DINERO (son auténticas “máquinas” de hacer dinero).

3. Es por ello, que para captar adeptos, se enmascaran o encubren bajo una fachada religiosa, socio-religiosa, cultural, de supuesta rehabilitación a toxicómanos, etc. Fachada (y contenido) que no les importa lo más mínimo. Es simplemente la “tapadera” para captar adeptos.

4. Acaban suprimiendo las libertades individuales y el derecho a la intimidad de los adeptos.

5. Reducen a niveles mínimos o nulos la voluntad y el razonamiento de éstos.

6. Manipulan y alteran brutalmente las emociones de sus adeptos.

7. Es un grupo con una estructura teocrática, vertical y totalitaria, en donde la palabra del dirigente (o dirigentes) es dogma de fe y lo único que cuenta y a lo que se debe obedecer.

8. Son grupos dirigidos, mayormente, por líderes carismáticos y “mesiánicos” (muchas de las veces son auténticos psicópatas).

9. Suele darse una auténtica manipulación de la sexualidad, bien por defecto (mayormente) como por exceso.

10. Son grupos con un fuerte rechazo a la sociedad e instituciones, aunque se valen de ellas.

11. Sus principales actividades suelen ser el proselitismo, la recolección u obtención de dinero (de múltiples maneras), la impartición de cursillos, charlas, conferencias, etc., la venta de productos, la supuesta resolución de problemas personales, la ayuda a marginados, etc.

12. Exigen al adepto una entrega y dedicación parcial o total al grupo.

13. Son grupos que acaban consiguiendo la ruptura del adepto con sus vínculos familiares, de pareja, sexual, amistoso, social, de ocio, de trabajo, etc.

14. Son grupos que, bajo presión y manipulación psicológica al adepto, consiguen que éste acabe dando al grupo sectario (es decir, al líder) una parte o la totalidad de su patrimonio económico (dinero, sueldo, bienes, diezmo, propiedades, herencias, etc.).
15. Muchos de estos grupos suelen vivir en comunidades cerradas, o si no en total dependencia por parte del adepto al mismo.

16. Ocasionan a sus adeptos, en mayor o menor intensidad, una serie de perjuicios y trastornos psicológicos, muchos de ellos muy graves, sin olvidar tampoco los físicos.

Grado de peligrosidad de las sectas destructivas

Grado A: Son aquellos grupos o sectas (no destructivas) que no dañan ni psíquica, ni física, ni económicamente a sus adeptos. Son las menos numerosas.

Grado B: Son aquellas sectas que ocasionan daños económicos, físicos y psíquicos a sus miembros y, además, muchas de ellas utilizan dietas alimentarías y tratamientos específicos nada aconsejables. En este grupo estaría, entre otras muchas, Sectas Destructivas tales como: Ágora, Ananda Marga, Arco Iris (Tierra Nueva), CEIS, Iglesia Adventista del Séptimo día, Partido Humanista (La Comunidad, Verdes Ecologistas), Opus Dei, Testigos de Jehová, etc.

Grado C: Serían todas aquellas Sectas Destructivas, que aparte de tener las características del grado B, añaden otras que tienen relación con la violencia física, la prostitución obligatoria, la fabricación/venta de armas y la venta de bebés. Entre otras muchas, cabría destacar las siguientes: Centro de la Luz Divina, Iglesia de la Cienciología (Dianóstico, Narconón,Crirninón), Iglesia de la Unificación o Secta Moon, Niñosde Dios (La Familia, Familia del Amor, Misioneros Cristianos), Hare Kríshna, Nueva Acrópolis, etc.

Grado D: aquí estarían incluidas todas aquellas sectas o grupos destructivos que además de tener características de los grados B y C, pueden llegar a abarcar el extremo máximo de violencia, degradación y daño. Sin embargo, aquí se podrían hacer dos subgrupos: Por una parte estarían las sectas Diabólicas o Satánicas, por su posible relación con ritos diabólicos, satánicos y sacrificios humanos y, por otra parte estarían, las que sin ser sectas Satánicas pueden llegar a utilizar la violencia y el asesinato al máximo. 

Ejemplos de ambos tipos serían, entre otras muchas y respecto al primer grupo, sectas tales como: Bambini di Satana, lerudole di Ishtar (satánico-feminista), La Familia (de Charles Manson), Satori, Las Hermanas del Halo de Belcebú, etc. Mientras del segundo grupo se pueden mencionar algunas, tales como: Templo del Pueblo, Orden del TemploSolar, Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal, 

LaVerdad Suprema, Park Soon Ja, Secta del pastor evangélico Ramón Morales, etc.

Han descubierto que todo lo que necesitan es crear algún tipo de organización y fundamentos ideológicos o religiosos para convertir a sus pacientes en verdaderos esclavos. Muchos de estos grupos que comienzan con un fin totalmente comercial, se convierten en la base de nuevas sectas destructivas.
 
La libertad religiosa e ideológica es algo que no se cuestiona en un país democrático, donde todas las personas se consideran iguales y libres sin importar sus orígenes ni creencias religiosas. Sin embargo, esa libertad no puede permitir que el devoto pierda el sentido crítico, las libertades individuales y ponga en juego su salud, entre otras cosas. Es paradójico que en una sociedad democrática, respetando las libertades de algunos se pierdan las de muchos otros hasta el punto de anular la voluntad y el razonamiento del adepto; pudiéndole causar en muchos casos, graves alteraciones psíquicas.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

PARTICIPAR EN ESTE BLOG