ME GUSTA Y COMPARTIR

El Amor y la confianza en la Meditación

 
Así como el amor funciona como instrumento
de la confianza, la confianza también funciona
como un instrumento de algo del mas allá, para
lo cual no hay palabra existente en ninguna lengua.
   Es una experiencia; no es una cuestión de amor,
ni una cuestión de confianza, sino algo absolutamente
desconocido para la mente.
 
   El amor y la confianza te ayudan a llegar a ello.
 
   Así que recuerda, son solo medios para un fin del
cual no existe nombre. Pero repentinamente, cuando
la confianza es total, puedes tener un vistazo de ello.
   Esto es sobrecogedor, simplemente tu desapareces.
 
   La verdadera sustancia de la vida esta dentro de ti.
 
   En este mismo momento puedes entrar dentro de ti,
mirar dentro de ti. No hay necesidad de culto, de
plegaria. Todo lo que se necesita es una silenciosa
jornada a tu propio ser.
 
   Yo lo llamo meditación, un peregrinaje silencioso
hacia tu propio ser.
 
   Y en cuanto encuentras tu propio centro, has encontrado
el centro de la existencia entera.
 
    El extremista es siempre un egoísta.
 
   Osho


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Alcanzar amor y confianza en la meditación

Así como el amor funciona como instrumento
de la confianza, la confianza también funciona
como un instrumento de algo del mas allá, para
lo cual no hay palabra existente en ninguna lengua.
   Es una experiencia; no es una cuestión de amor,
ni una cuestión de confianza, sino algo absolutamente
desconocido para la mente.
 
   El amor y la confianza te ayudan a llegar a ello.
 
   Así que recuerda, son solo medios para un fin del
cual no existe nombre. Pero repentinamente, cuando
la confianza es total, puedes tener un vistazo de ello.
   Esto es sobrecogedor, simplemente tu desapareces.
 
   La verdadera sustancia de la vida esta dentro de ti.
 
   En este mismo momento puedes entrar dentro de ti,
mirar dentro de ti. No hay necesidad de culto, de
plegaria. Todo lo que se necesita es una silenciosa
jornada a tu propio ser.
 
   Yo lo llamo meditación, un peregrinaje silencioso
hacia tu propio ser.
 
   Y en cuanto encuentras tu propio centro, has encontrado
el centro de la existencia entera.
 
    El extremista es siempre un egoísta.
 
   Osho
 


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Las sectas Destructivas


Los seres humanos, cuando nos agrupamos, creamos grupúsculos sociales donde surgen una amalgama de pasiones humanas que pueden resultar muy peligrosas y destructivas para los individuos menos afortunados. Esto sucede tanto en las agrupaciones familiares, como en las empresas de trabajo, como en cualquier forma de agrupación social; y las tragedias que suceden en su seno apenas nos llaman la atención por ser ya parte de nuestro costumbrismo. Infinidad de personas acaban destrozadas en el seno de sus familias
La palabra secta proviene del latín seguí, que traducido literalmente significa seguir, aunque a veces se relaciona por una terminología errónea con secarse, cortar, separar, en latín.

En las sectas, la pertenencia es voluntaria y debe merecerse, son grupos totalmente estructurados y fuertemente organizados que promueven un nuevo sistema de vida y que obligan a sus adeptos a una sumisión total. Habitualmente estos grupos viven en comunidades y el líder posee todo el poder. Tratan de captar adolescentes de clase media y media alta, baja y todo el que quiera creer. Es un lavado de cerebro, son algo esotérico, subjetivo, cosas raras que ocurren muy poco y a muy pocos. Nada más lejos de la realidad.

El lavado de cerebro es un proceso muy técnico y preciso, de manual; y es un proceso que ocurre mucho más de lo que la mayoría puede imaginar. En todos los países sucede, están plagados de organizaciones que utilizan estas técnicas para conseguir sus fines: sectas comerciales o piramidales, grupos terapéuticos, supuestas ONGS, partidos políticos, asociaciones religiosas, e incluso grandes empresas que empiezan a utilizar estas técnicas al constatar que manipulando mental y emocionalmente al trabajador se reducen los costes y se multiplican los beneficios. La mente humana es mucho más frágil y manipulable de lo que solemos creer.

Pero hay que diferenciar entre secta y secta destructiva. Una secta, es un conjunto de personas aglutinadas por el hecho de seguir una determinada doctrina y/o líder, que ha escindido previamente de algún grupo doctrinal mayor respecto del cual, por lo general, se muestran críticas. Según esta definición, en principio, una secta es un tipo de agrupación tan honorable y defendible como cualquier otra.

Una secta destructiva será todo aquel que, en su dinámica de captación y/o adoctrinamiento, utilice técnicas de persuasión coercitiva previa del adepto o la dañen severamente. El que por su dinámica vital ocasione la destrucción total o severa de los lazos afectivos y de comunicación afectiva.

Los individuos sometidos a un adoctrinamiento sectario intenso durante un tiempo determinado, acaban sufriendo una patología mental que, en términos psiquiátricos, se denomina síndrome disociativo atípico, cuyo síntoma más evidente es la interposición de dos personalidades en la mente del adepto, la previa al sectarismo y la personalidad que la secta le ha creado, que es dependiente, sumisa, inmadura, manipulable e irracional.

El líder de una secta, sé autodenominan gurú, maestro, pastor, reverendo, profeta etc. Todos, en mayor o menor medida pretenden ejercer un poder divino. Eso significa que el líder lo sabe todo y lo prevé todo. Nadie puede dudar de sus afirmaciones, ni de sus escritos o sus órdenes. El dominio del líder es tal que hasta el hecho más irracional es aceptado. Ser líder no es malo, ser líder fanático sí lo es El fanático considera su creencia, su ideal como algo sagrado y como tal por encima de todo.

Otra característica de la fe fanática es la intolerancia, no soporta que lo contradigan: se pone tenso, se excita y se enfurece contra el que opina diferente. No soporta los argumentos del otro porque lo obligan a cuestionarse sus creencias. Por ello prefiere hacer proselitismo y convencer él a otros. Su “facilidad de palabra”, su labia, junto con una arreglada imagen física a tono con la ideología del grupo, es la base de la manipulación que ejercen sobre sus seguidores. La forma de vestir, su cabello, su forma de hablar y de caminar, los manierismos con los que subraya su predicación... todo en ellos está debidamente estudiado y explotado para atraer a los desprevenidos. 
 

Características que diferencia y define una secta destructiva

1. Dañan psíquicamente a sus adeptos (lavado de cerebro = modificación del pensamiento).

2. Su único y principal fin es el DINERO (son auténticas “máquinas” de hacer dinero).

3. Es por ello, que para captar adeptos, se enmascaran o encubren bajo una fachada religiosa, socio-religiosa, cultural, de supuesta rehabilitación a toxicómanos, etc. Fachada (y contenido) que no les importa lo más mínimo. Es simplemente la “tapadera” para captar adeptos.

4. Acaban suprimiendo las libertades individuales y el derecho a la intimidad de los adeptos.

5. Reducen a niveles mínimos o nulos la voluntad y el razonamiento de éstos.

6. Manipulan y alteran brutalmente las emociones de sus adeptos.

7. Es un grupo con una estructura teocrática, vertical y totalitaria, en donde la palabra del dirigente (o dirigentes) es dogma de fe y lo único que cuenta y a lo que se debe obedecer.

8. Son grupos dirigidos, mayormente, por líderes carismáticos y “mesiánicos” (muchas de las veces son auténticos psicópatas).

9. Suele darse una auténtica manipulación de la sexualidad, bien por defecto (mayormente) como por exceso.

10. Son grupos con un fuerte rechazo a la sociedad e instituciones, aunque se valen de ellas.

11. Sus principales actividades suelen ser el proselitismo, la recolección u obtención de dinero (de múltiples maneras), la impartición de cursillos, charlas, conferencias, etc., la venta de productos, la supuesta resolución de problemas personales, la ayuda a marginados, etc.

12. Exigen al adepto una entrega y dedicación parcial o total al grupo.

13. Son grupos que acaban consiguiendo la ruptura del adepto con sus vínculos familiares, de pareja, sexual, amistoso, social, de ocio, de trabajo, etc.

14. Son grupos que, bajo presión y manipulación psicológica al adepto, consiguen que éste acabe dando al grupo sectario (es decir, al líder) una parte o la totalidad de su patrimonio económico (dinero, sueldo, bienes, diezmo, propiedades, herencias, etc.).
15. Muchos de estos grupos suelen vivir en comunidades cerradas, o si no en total dependencia por parte del adepto al mismo.

16. Ocasionan a sus adeptos, en mayor o menor intensidad, una serie de perjuicios y trastornos psicológicos, muchos de ellos muy graves, sin olvidar tampoco los físicos.

Grado de peligrosidad de las sectas destructivas

Grado A: Son aquellos grupos o sectas (no destructivas) que no dañan ni psíquica, ni física, ni económicamente a sus adeptos. Son las menos numerosas.

Grado B: Son aquellas sectas que ocasionan daños económicos, físicos y psíquicos a sus miembros y, además, muchas de ellas utilizan dietas alimentarías y tratamientos específicos nada aconsejables. En este grupo estaría, entre otras muchas, Sectas Destructivas tales como: Ágora, Ananda Marga, Arco Iris (Tierra Nueva), CEIS, Iglesia Adventista del Séptimo día, Partido Humanista (La Comunidad, Verdes Ecologistas), Opus Dei, Testigos de Jehová, etc.

Grado C: Serían todas aquellas Sectas Destructivas, que aparte de tener las características del grado B, añaden otras que tienen relación con la violencia física, la prostitución obligatoria, la fabricación/venta de armas y la venta de bebés. Entre otras muchas, cabría destacar las siguientes: Centro de la Luz Divina, Iglesia de la Cienciología (Dianóstico, Narconón,Crirninón), Iglesia de la Unificación o Secta Moon, Niñosde Dios (La Familia, Familia del Amor, Misioneros Cristianos), Hare Kríshna, Nueva Acrópolis, etc.

Grado D: aquí estarían incluidas todas aquellas sectas o grupos destructivos que además de tener características de los grados B y C, pueden llegar a abarcar el extremo máximo de violencia, degradación y daño. Sin embargo, aquí se podrían hacer dos subgrupos: Por una parte estarían las sectas Diabólicas o Satánicas, por su posible relación con ritos diabólicos, satánicos y sacrificios humanos y, por otra parte estarían, las que sin ser sectas Satánicas pueden llegar a utilizar la violencia y el asesinato al máximo. 

Ejemplos de ambos tipos serían, entre otras muchas y respecto al primer grupo, sectas tales como: Bambini di Satana, lerudole di Ishtar (satánico-feminista), La Familia (de Charles Manson), Satori, Las Hermanas del Halo de Belcebú, etc. Mientras del segundo grupo se pueden mencionar algunas, tales como: Templo del Pueblo, Orden del TemploSolar, Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal, 

LaVerdad Suprema, Park Soon Ja, Secta del pastor evangélico Ramón Morales, etc.

Han descubierto que todo lo que necesitan es crear algún tipo de organización y fundamentos ideológicos o religiosos para convertir a sus pacientes en verdaderos esclavos. Muchos de estos grupos que comienzan con un fin totalmente comercial, se convierten en la base de nuevas sectas destructivas.
 
La libertad religiosa e ideológica es algo que no se cuestiona en un país democrático, donde todas las personas se consideran iguales y libres sin importar sus orígenes ni creencias religiosas. Sin embargo, esa libertad no puede permitir que el devoto pierda el sentido crítico, las libertades individuales y ponga en juego su salud, entre otras cosas. Es paradójico que en una sociedad democrática, respetando las libertades de algunos se pierdan las de muchos otros hasta el punto de anular la voluntad y el razonamiento del adepto; pudiéndole causar en muchos casos, graves alteraciones psíquicas.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

El cuidado del Alma


El cuidado del alma es una forma fundamentalmente diferente de considerar la vida diaria y la búsqueda de la felicidad. No se pone el énfasis de ninguna manera en los problemas. Una persona podría cuidar de su alma comprando o alquilando una gran extensión de tierra, otra seleccionando una buena escuela o un programa de estudios adecuado y otra pintando su casa o su dormitorio.
 
El cuidado del alma es un proceso continuo que tiene que ver, más que con la "reparación" de algún fallo básico, con la atención que se presta tanto a los pequeños detalles de la vida cotidiana como a las decisiones y cambios más importantes.
 
El cuidado del alma puede no estar centrado en modo alguno con la personalidad o en las relaciones, y por consiguiente, no es psicológico en el sentido habitual del término. Ocuparnos de las cosas que nos rodean y darnos cuenta de la importancia del hogar, de los horarios cotidianos e incluso quizás de la ropa que usamos, también son maneras de cuidar el alma.
 
Cuando Marsilio Ficino escribió su libro de autoayuda "El libro de la vida" hace 500 años, puso el énfasis en la cuidadosa elección de colores, especias, aceites, lugares para caminar, países que visitar... todas decisiones muy concretas de la vida cotidiana, que día tras día se constituyen en apoyo o en una perturbación para el alma.
 
Pensamos en la psique, si es que alguna vez pensamos en ella, como en una prima del cerebro y por lo tanto como algo esencialmente interno. Pero los psicólogos de antaño enseñaban que nuestra alma es inseparable del alma del mundo y que se las encuentra a las dos en la multiplicidad de las cosas de que se componen la naturaleza y la cultura.
 
El objetivo del cuidado del alma no es una vida libre de problemas, sino una vida con la profundidad y el valor que provienen de la plenitud del alma. A su manera plantea un desafío mucho mayor que el de la psicoterapia, porque tiene que ver con el cultivo de una vida abundantemente expresiva y llena de sentido, tanto en el hogar como en la sociedad. También es un reto porque nos exige imaginación a cada uno de nosotros. En el cuidado del alma, nosotros mismos tenemos tanto la tarea de organizar nuestra vida y darle forma para el bien del alma.
 

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Las Formas de los mándalas y sus Significados


En términos religiosos, el mandala representa el área sagrada dentro de la que pueden surgir experiencias espirituales. La experiencia de realizar un viaje espiritual en un lugar sagrado forma parte de una de las principales concepciones religiosas del budismo.

Así el mandala es un símbolo de crecimiento espiritual cuyo punto central es la mente. La relación que se establece a través de la contemplación de la geometría del mandala incita a un estado de meditación que ayuda a explorar los rincones de la psique. Las mandales se describen como diagramas del cosmos en un sentido externo y en un sentido interno como guías hacia prácticas de meditación.

Los mándalas no son simples dibujos de colores. Todos los elementos que en ellos se integran tienen un significado. Estos son algunos de ellos:

Círculo: El emblema del círculo representa la totalidad, la perfección, la unidad, la eternidad… es el símbolo de integridad que incluye ideas de pertenencia y dinamismo.

Corazón: Es la fuente simbólica de los afectos como el amor, el compromiso, la caridad, y la alegría. Es emblema por naturaleza de iluminación espiritual, verdad e inteligencia; trasmite la conciencia y el valor moral.

Cruz: Representa la unión de los extremos, del cielo y la tierra. Lo consciente y lo inconsciente.

Cuadrado: procesos de la naturaleza. Estabilidad. Equilibrio.

Estrella: Simboliza supremacía, constancia, guía, protección, evoca por su iconografía vigilancia y aspiración en todos sus aspectos. Su significado varía de acuerdo con el número de puntas

Espiral: Símbolo dinámico de la fuerza vital, cósmica y microcósmica, este emblema sugiere extensión, evolución, continuidad, movimiento y trasmite el ritmo mismo de la respiración y de la vida.

Hexagrama: Representa la protección y significa la unión de Dios con la humanidad. Representa el macrocosmos, es decir Dios y el universo y su relación con el microcosmos: la humanidad y la tierra.

Laberinto: Emblema que simboliza las múltiples elecciones de la vida. Implica la búsqueda del propio centro.

Pentagrama: Es la estrella de cinco puntas, símbolo de balance y protección. Cada una de sus puntas representa el fuego, el aire, la tierra y el agua; es la representación de los cuatro elementos más el espíritu.

Rectángulo: Es el símbolo de la estabilidad. Rendimiento del intelecto. La vida terrenal.

Septagrama: Es la estrella de siete puntas y está relacionada con los 7 días de la semana, los 7 colores del arco iris, los 7 chakras o las 7 notas musicales. El número siete representa la suma del cielo y la tierra, es el periodo de la creación esta estrella adquiere un significado muy místico y sobre todo mágico.

Octograma: Es la estrella de ocho puntas y simboliza la plenitud y la regeneración de la vida.

Balanza: Es el símbolo por excelencia de la justicia, la imparcialidad, la armonía y la verdad, representa el equilibrio.

Campana: Este símbolo nos emite a la voz divina que proclama la verdad y representa el don de la obediencia y el respeto.

Cono: Símbolo de fertilidad, una forma geométrica que sugiere a cabalidad el simbolismo sexual masculino y femenino.

Copa: Símbolo del corazón, emblema que trasmite el amor ofrecido o las bendiciones de la sabiduría revelada y la vida eterna.

Cubo - cuadrado: Este símbolo evoca la estabilidad perfecta, terreno firme y simbólicamente también trasmite la verdad y representa a la madre tierra.

Nonagrama: Es la estrella de nueve puntas, simboliza los logros, la estabilidad y los cambios en nuestras vidas. El nueve está relacionado a los nueve planetas del sistema solar.

Flecha: La flecha es el símbolo de la penetración por la luz, del amor humano o divino, representa energía, exactitud direccional y trasmite la sensación de la eliminación de la distancia.

Flores: Símbolo de la belleza, en especial de la femenina su emblema es característica de perfección espiritual, inocencia natural, juventud y gentileza. Representa el amor y el crecimiento.

Fuego-Flama: Este símbolo nos trasmite energía divina, purificación, revelación, transformación, regeneración, pasión espiritual; es emblema de ambición y pasión sexual.

Loto: Es el símbolo del crecimiento del espíritu, del potencial del alma para alcanzar la perfección divina, es emblema particular del nacimiento y el renacimiento y simboliza la armonización del flujo de energía de nuestros chakras.

Luna: La luna es el emblema universal de la fertilidad, de la regeneración, la resurrección y la inmortalidad; representa la intuición y las emociones.

Mar: Símbolo de transformación y renacimiento, sabiduría infinita, es la fuente original de la vida: sin forma, sin límite, inagotable y llena de posibilidades. Representa nuestro campo emocional.

Nubes: Las nubes representan la revelación, la presencia de Dios, una divinidad que se manifiesta y son símbolo de felicidad.

Octágono: Es el símbolo del renacimiento de la vida eterna, es emblema de totalidad y renovación que se expresa con su iconografía.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

¿Qué clase de Energía Transmites?


Si tú llevaras imanes pegados por todas partes, podrías esperar que algunas cosas se te pegaran, que otras se alejaran corriendo de tu lado y que otras no te afectaran. En cierto modo, esto es lo que ocurre en la vida. Inconscientemente transmites tu energía. Algunas de tus cualidades son magnéticas y otras repelentes. Has atraído hacia ti toda cosa y persona que está en tu vida. La vibración que emites está formada por tu energía consciente e inconsciente, en parte repelente, en parte magnética, y en parte neutra. La ley que hay detrás de ello es la que dice: atraemos lo que es similar a nosotros.

Atraemos a nuestra vida, personas y situaciones que tienen vibraciones similares a las nuestras. Las cualidades negativas como la penuria, la desesperación, la depresión, la rudeza o la desconsideración conducen a una frecuencia baja. Si poseemos alguno de estos elementos en nuestra naturaleza, magnetizaremos a alguien de energía similar hacia nuestra vida. Las cualidades como el amor, la gentileza, la dicha, el deleite o la generosidad transmiten una energía de frecuencia elevada y también magnetizan a personas de energía similar. El universo nos ofrece espejos para que nos contemplemos en ellos, mira a tu alrededor y observa a los personajes que te rodean. Están interpretando un papel en la obra de tu vida por algún motivo. Cuanto más vehementemente negamos que somos como imanes para cierto tipo de persona o situación, más nos pide nuestro Yo superior que observemos atentamente a nuestra sombra. La desesperación es algo que repele. Cuando alguien está desesperado por tener pareja, los demás captan esa desesperación a un nivel sutil y se retiran. Cuando cambian esa energía por otra amorosa, abierta y de aceptación, atraen a la persona adecuada. 


La ley de atracción funciona en diferentes ámbitos. Si no estás en armonía con la vida puedes atraer alimentos que te sientan mal. Si tienes pensamientos autocríticos te estás atacando a ti mismo. Puedes atraer a mosquitos que te piquen. Están sirviendo de espejo para la energía que estás emitiendo. Si estás soterrando la cólera puedes atraer un ataque. Si tienes pensamientos negativos atraes a personas y situaciones negativas. Si tienes mala salud, en el momento en que estés listo para soltarla atraerás al sanador perfecto a tu vida. Si quieres que un proyecto tenga éxito pero tienes sentimientos ocultos de aburrimiento, o si estás asustado o cansado, la energía subyacente contrarrestará el éxito del proyecto. Siempre que algo no se manifieste como tú esperas, examina tus sentimientos soterrados y cámbialos. Entonces magnetiza aquello que quieres.

Lo interior atrae a lo exterior. Si algo de tu mundo exterior no es como quieres que sea, busca dentro y cambia tu manera de sentir con respecto a ti mismo. Entonces automáticamente atraerás a personas y experiencias diferentes hacia ti. Si te infravaloras y piensas que no eres lo suficientemente bueno, atraerás a una persona abusiva que te hará lo mismo.

Recuérdate tus buenas cualidades y magnetiza a alguien que te aprecie. No emitas energía negativa ni pienses en atraer algún desastre hacia ti. Irradia luz positiva y confía en que un milagro se acerque a ti. Eres como un imán: atraes aquello que es similar a ti.




Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Nuestras 2 Mentes


En un sentido muy real, tenemos dos mentes, una que piensa y otra que siente. Estas dos formas fundamentalmente diferentes de conocimiento interactúan para construir nuestra vida mental. Una, la mente racional, es la forma de comprensión de la que somos típicamente conscientes: más destacada en cuanto a la conciencia, reflexiva, capaz de analizar y meditar. Pero junto a este existe otro sistema de conocimiento, impulsivo y poderoso, aunque a veces ilógico: la mente emocional. La dicotomía emocional/racional se aproxima a la distinción popular entre "corazón" y "cabeza"; saber que algo está bien "en el corazón de uno" es una clase de convicción diferente que pensar lo mismo de la mente racional. Existe un declive constante en el índice del control racional a emocional sobre la mente; cuanto más intenso es el sentimiento, más dominante se vuelve la mente emocional y más ineficaz la racional. Esta es una combinación que parece surgir de los eones de la ventaja evolutiva de que las emociones y las intuiciones guían nuestra respuesta instantánea en situaciones en las que nuestra vida está en peligro y en las que detenerse a reflexionar en lo que debemos hacer podría costarnos la vida.
 
Estas dos mentes, la emocional y la racional, operan en ajustada armonía en su mayor parte, entrelazando sus diferentes formas de conocimiento para guiarnos por el mundo. Por lo general existe un equilibrio entre mente emocional y racional, en la que la emoción alimenta e informa las operaciones de la mente racional, y la mente racional depura y a veces veta la energía de entrada de las emociones. Sin embargo, la mente emocional y la mente racional son facultades semi independientes, por lo cual cada una refleja la operación de un circuito distinto pero interconectado del cerebro. En muchos momentos, o en la mayoría de ellos estas mentes están finamente coordinadas; los sentimientos son esenciales para el pensamiento y el pensamiento lo es para el sentimiento. Pero cuando aparecen las pasiones, la balanza se inclina: es la mente emocional la que domina y aplasta a la mente racional.



Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.