Ejercicios para desarrollar la Percepción Extrasensorial


La investigación parapsicológica incluye una amplia variedad de metodologías, como la investigación de laboratorio y el trabajo de campo. Entre los fenómenos estudiados, aparecen la percepción extrasensorial, la telequinesia y la vida después de la muerte. Se conoce como percepción extrasensorial a la habilidad de adquirir información por medios diferentes a los sentidos conocidos (gusto, vista, tacto, olfato, oído). El término supone fuentes de información desconocidas por la ciencia.

 

Ejercicios que ayudan a desarrollar la Percepción Extrasensorial

3. Tercera Sesión:
En un nivel de meditación profundo, construirás en tu mente un laboratorio que incluirá un escritorio y una silla, un reloj, un calendario que contenga todas las fechas, pasadas, presentes y futuras, además de unos archiveros.

El siguiente paso consiste en equipar el laboratorio con “instrumentos", para corregir en forma psíquica las anormalidades detectadas en las personas, que serán examinadas al día siguiente. La mayor parte de estos instrumentos son símbolos, instrumentos simbólicos. Estas herramientas provienen de los niveles mentales profundos y la labor que realices con ellas, tendrán repercusiones en el mundo objetivo.

Al mismo tiempo, evocarás a tus dos consejeros, un hombre y una mujer. Estos personajes reales o imaginarios, se presentarán cuando requieras de su ayuda o consejo, probablemente sean una manifestación de la imaginación arquetípica o una personificación de la voz interna.

4. Cuarta Sesión:
A partir de aquí, deberás trabajar con otra persona. Cada pareja de trabajo estará formada por un psicorientólogo y un operador psíquico.
El psicorientólogo escribirá en una tarjeta el nombre de una persona que conoce, su edad, su ubicación y una descripción de algún padecimiento físico importante que le aqueje.
El operador psíquico, en este caso tú, entrarás a nivel y el psicorientólogo te dirá el nombre, la edad, el sexo y la ubicación de la persona cuyo nombre está escrito en la tarjeta. Examinarás el cuerpo de esa persona, por dentro y por fuera, en la forma ordenada en la que ha sido entrenada tu imaginación, consultando con tus consejeros cuando te resulte necesario y de tal modo, descubrirás qué es lo que aqueja a esa persona.

 

Ejemplos y sucesos extrasensoriales:

- El caso del hundimiento del Titánic. Este gran crucero salió del puerto de Southampton con destino a New York y el día 14 de Abril de 1912 se hundió cerca de Terranova, tras colisionar con un iceberg. Catorce años antes, Morgan Robertson publicó la novela Futility, en la que un gran trasatlántico – crucero, con el nombre de Titan, y con unas características parecidas, realiza el mismo tipo de crucero, con el mismo puerto de salida y de destino, en el mismo mes de Abril, y cerca de Terranova y a la velocidad de 25 nudos, como el Titánic, choca con un iceberg y se hunde. No en vano se consideraba, en su tiempo, que Morgan Robertson tenía cualidades de médium.

-Una muchacha de 23 años que tenía varios meses de no ver a unos familiares; presentía que algo no andaba bien y le entró un desasosiego y persistencia por ir a verlos, y lo hizo. Al llegar a la casa de sus parientes sintió escalofríos y se puso eriza.

Al conversar con la familia detectó que había una serie de problemas, discusiones, desempleo, escasez de dinero, etc. Ella no tardó mucho tiempo porque se sentía muy mal, inquieta. Al comentarme el caso me expuso que ella percibía un ambiente raro, anormal, sintió que perdía energías, una especie de sofoque, de angustia que la hizo salir rápido de la casa.

Se hizo una comprobación en la casa y descubrierón que había una fuerte corriente negativa que inundaba la casa y que además era provocada por un vecino que les tenía mucha envidia y hacía uso de magia negra para hacerles daño. Precedierón a proteger y limpiar la casa, y al poco tiempo la situación se normalizó, se resolvieron los problemas y todo caminó bien.

Janet, 29 años, hija de una señora que tenía un negocio de transporte, estaba una mañana en el patio observando los vehículos de su mamá, cuando tuvo una visión de un bus siendo remolcado. Se fue donde su mamá y le dijo: «Mamá no mandes a Felipe con el bus porque va a chocar». Esa vez la mamá no le hizo caso y en la tarde le avisaron que Felipe había chocado. Posteriores «visiones» hicieron que su mamá le creyera.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario