El Oráculo Africano (II Parte)

 

Los Huesos

Como ya se ha dicho anteriormente, para seguir uno de los dos sistemas de adivinación africana descritos en la Introducción de este libro son necesarios cuatro huesos. Cada uno de estos huesos representa una de las siguientes características: fortaleza, resistencia, adversidad y trivialidad. Todos ellos poseen su propio nombre y carácter individual, que influye en el significado que les corresponde por la posición en la que han caído. Estos nombres y sus características son los que siguen:



Thola

Thola es el nombre del hueso más ancho. Sus proporciones más generosas representan tanto el peso que su presencia aporta a la interpretación como una fortaleza oculta, que quizá no sea evidente al principio, en algún aspecto del problema o en su solución. Thola posee una naturaleza amistosa y relajada. Proporciona un aspecto positivo a la interpretación, especialmente cuando se encuentra en conjunción con (apuntando al mismo sector que Cohado).

Cohado

Cohado es el nombre del hueso largo. Su longitud, en comparación con los otros huesos, junto con su fortaleza, denota una poderosa capacidad de resistencia que puede brillar a lo largo de todo el mensaje de la Cohado implica una visión a largo plazo de la vida y es el que ejerce la autoridad en una interpretación, sobre todo cuando se encuentra en conjunción con (apuntando al mismo sector que el influyente Thola). Cohado puede suavizar a menudo la influencia negativa de Scita

Scita

El nombre del hueso roto es Scita. La naturaleza fracturada de este hueso corresponde a la tendencia que tiene a indicar la posibilidad de problemas, las áreas de preocupaciones en la vida o la amenaza de posibles disgustos. Cuando Thola y Cohado, indicadores del equilibrio, señalan cada uno sectores diferentes del Mapa del Destino del que señala Scita, éste se encuentra en su máximo nivel de fuerza y por tanto de negatividad. Si el hueso más débil, Imbay, señala al mismo sector que Scita, tiende a reforzar el aspecto negativo de la interpretación, ocasionando más causas de preocupación.

Imbay

El nombre del hueso pequeño es Imbay. Se trata del más menudo y el menos poderoso de los huesos. Como sugiere su tamaño, se relaciona con los aspectos más ligeros y transitorios de la interpretación. A menudo se utiliza como modificador, cediendo autoridad a los otros huesos cuando éstos apuntan hacia el mismo sector. Si existen dudas sobre la naturaleza de la interpretación, Imbay toma el papel principal, decidiendo el tono de la respuesta.

El mapa del destino

El Mapa del Destino que figura en esta página es la clave C que permite conocer las pautas formadas por los huesos. Proporciona una guía fácil para la interpretación de cada tirada. Las direcciones hacia las cuales apuntan los huesos, según caen en el Mapa del Destino, pueden traducirse a un número de cuatro cifras, que relaciona cada tirada con la correspondiente interpretación en el Texto de los Huesos. Dicho texto interpreta todas las pautas creadas por los huesos por medio de la interacción del medio ambiente, la psique de la persona que tira los huesos y los mismos huesos.

Interpretación del mapa del destino

El Mapa del Destino está dividido en tres sectores que representan Tierra, Planta y Animal. Estos sectores reflejan los componentes más básicos de la vida según los percibían las antiguas culturas tribales que utilizaron por primera vez los huesos como sistema de adivinación. Cada sector se representa en el Mapa del Destino por medio de un símbolo, y se le ha asignado una cifra para ayudarle a encontrar la interpretación correcta.

Tierra

El sector Tierra del Mapa de Destino abarca los fundamentos profundos de la vida, los elementos más básicos como el amor, el odio, la con fianza y el engaño, que son aspectos perpetuos de nuestra naturaleza. Debido a su asociación con los componentes más profundos de la naturaleza humana, Tierra tiende a tratar los problemas y sus soluciones en un marco más amplio de tiempo.

Planta

El sector Planta del Mapa de Destino se refiere a los aspectos de duración media de la vida, las actividades que se prolongan a lo largo de nuestra existencia, pero que pueden cambiar con la evolución de la vida, como el trabajo, 1a salud, los intereses económicos y el desarrollo intelectual. Las relaciones familiares pueden caer también dentro de esta categoría. Una tirada sobre Planta tiene un tono emocional en la contemplación o meditación, en el crecimiento y planificación para prever el futuro. El árbol tipifica el sector Planta, con una vida más larga que los relativamente efímeros animales, pero mucho más corta que la vieja Tierra.

Animal

El sector Animal representa la vibración, las aspiraciones, la acción y 1a vitalidad. Las vidas relativamente cortas de los animales reflejan una naturaleza transitoria, representando 1os intereses más inmediatos como 1a ambición, las posesiones y los viajes. La ansiedad de los elementos de este sector a menudo ciega a la persona, no dejándole ver los intereses más importantes pero menos urgentes de los sectores Planta y Tierra.

El Sistema de Numeración

La Tierra es el sector que tiene una mayor in fluencia en la vida, Es un elemento vital que forma la base de la existencia humana. Por lo tanto, se le adjudica la cifra tres, que es la mas elevada, y en la circunferencia del mapa se representa por tres círculos. En las secuencias de cifras del Texto de los Huesos se representa por la cifra 3.
Las plantas forman una fuente primaria de nutrición y que nos proporcionan los materiales con los que edificamos nuestras casas y construimos herramientas. Las plantas son, por lo tanto, nuestro segundo determinante mayor. Se les da, en consecuencia, el valor de dos, representado por dos círculos en el borde del Mapa del Destino, y en el Texto de los Huesos se representa por la cifra 2.
Los animales, con sus actitudes impulsivas y juguetonas, representan el sector menos importante y por lo tanto se les da el valor de uno, con un círculo en el Mapa del Destino. Se representa por la cifra 1 en el Texto de los Huesos. Una vez se han tirado los huesos sobre el mapa, hay que fijarse en qué dirección apuntan los huesos. En cuanto al hueso más ancho (THOLA), el hueso alargado (COHADO) y el hueso pequeño (IMBAY), el final redondeado es el que indica la dirección. Para el hueso partido (SCITA), es el final entero el que apunta. Cada hueso toma una cifra que corresponde al sector (1, 2 0 3) del mapa hacia el que apunta. Tendremos así cuatro cifras, que se situarán una al lado de la otra en el orden siguiente:
  • Primera cifra: corresponderá a la que tenga el hueso ancho (THOLA).
  • Segunda cifra: corresponderá a la que tenga el hueso largo (COHADO).
  • Tercera cifra: corresponderá a la que tenga el hueso roto (SCITA).
  • Cuarta cifra: corresponderá a la que tenga el hueso pequeño (IMBAY).
De esa forma tendremos un número de cuatro cifras, que nos servirán para elaborar la interpretación.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario