Tus manos según la Quiromancia


 
La quiromancia, como bien se sabe, es la ciencia que estudia el futuro basada en la lectura de las líneas y la forma de las manos. Los experimentados en el tema indican que saber la forma de las manos es el primer paso para una buena lectura, pero usted mismo también puede saber qué clase de manos tiene y cómo leerlas.

En este post indicaremos cómo clasificar sus manos para una buena lectura. Lo primero que debe hacer es observar el contexto de la mano, su color, temperatura y sudoración.

Las manos fuertes y cuadradas así como los dedos del mismo tipo, revelan una personalidad práctica, a menudo elemental, muy laboriosa y dada a resolver los problemas por la vía directa. A veces violenta. Los bebedores que cuentan con este tipo de mano, suelen desarrollar una conducta violenta cuando están bajos los efectos del alcohol.  Su ira puede ser eventualmente peligrosa.

manos

Las manos largas, delgadas, a veces nudosas, pertenecen a personalidades de tipo intelectual, elaboradas a veces con habilidades artísticas. Son manos de personas románticas, sentimentales y apasionadas para el amor. Pero, como siempre, existe una contraparte, pues suelen ser también muy celosas, sensitivas y, en algunos casos, dotadas para las ciencias ocultas.

Las manos espatuladas y con los dedos de la misma forma, revelan a los grandes bohemios, artistas amantes de la vida disipada. Pueden pertenecer a escritores, pintores y algunas personas con serias dificultades para encontrar un empleo que se ajuste a sus características. Son personas a cuyo lado uno “se le pasa bien”, siempre que no se les atormente con temas de la vida práctica, que, por lo general, no saben resolver. Huyen de las cosas comprometedoras y de las personas con cierto carácter de mal genio.

La temperatura normal de cualquier mano debe de ser tibia. Las manos frías denotan presión baja y deseos de protección. Las manos sudorosas denotan alteración del sistema nerviosos y posibles desarreglos en el ritmo del sueño. El miedo y la inseguridad pueden detectarse en seguida en manos que sudan, salvo que se trate de una desarreglo nervioso grave que deberá ser atendido por un especialista de la salud.

La frustración sexual se puede advertir de episodios de sudoración alternados con sequedad de las manos; Las gitanas llaman a este cuadro “mano de solterona”.

Aquellos que dan la manos con fuerza y sin reservas cuentan con una personalidad franca y sincera, por consiguiente dignas de confianza; por el contrario, los que dan los dedos, son personas hipócritas que nunca entregan su verdadera amistad y muy difícilmente su amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario