ME GUSTA Y COMPARTIR

Particularidades de Escorpio


Escorpio, octavo signo del zodíaco, simbolizado por un escorpión. De acuerdo con los astrólogos, las personas cuyo cumpleaños se encuentra entre el 23 de octubre y el 21 de noviembre han nacido bajo el signo solar de Escorpio. El planeta Plutón gobierna Escorpio, que es un signo acuático.

Los astrólogos consideran a las personas nacidas bajo este signo como enérgicas, apasionadas, sagaces, intuitivas y reservadas, con gran autocontrol. También creen que pueden ser obstinadas, interesadas y celosas. A los escorpios se les considera como agudos observadores de la gente, potencialmente calculadores y manipuladores. Como indagadores más profundos que los demás, en las motivaciones de las personas, tienen tendencia a ser cínicos. Son sensibles y nunca olvidan un perjuicio o un desaire pues al típico escorpio le cuesta perdonar.
Los astrólogos consideran el signo de Escorpio quizá como el más extremista de todos. La determinación y concentración de los escorpios les dota de una gran facilidad para llevar a cabo un proyecto en medio de todos los obstáculos. Sus fuertes cualidades de liderazgo, sus habilidades incisivas de análisis, su energía y deseos de obtener una seguridad financiera les convierte en personas motivadas para superarse.

A muchos les gusta jugar con el peligro, llevándose a sí mismos y a los que les rodean hasta situaciones límite. Entre las profesiones asociadas tradicionalmente a este signo se encuentran la ciencia forense o las tareas policíacas, diversos empleos militares, la medicina, la psicología y los negocios.

Características generales

Dominado y regido por el planeta Plutón, Escorpio está caracterizado por una fuerte instintividad y tendencia a impulsos violentos. Su fuerza inconsciente es a menudo demasiado potente para ser controlada y se revela de forma desordenada provocando profundas angustias existenciales. 

Solamente en la dialéctica Tauro-Escorpio se puede entender plenamente el sentido de la tipología de este signo, en el que el sentido de la vida y de la muerte están estrechamente ligados. Mientras que su signo opuesto, Tauro, simboliza la vida en su expresión más simple y concreta, y la sexualidad, por ejemplo, se vive como un medio de procreación, en Escorpio la sexualidad se transforma en erotismo, se vive con agresividad, con curiosidad, pero también con temor, como un momento en el que el placer y la muerte se confunden.
La agresividad escorpiónica se extiende también al campo mental e intelectual. A menudo la inteligencia es agudísima, anticonformista y a veces revolucionaria. Al contrario de Tauro, tranquilo, desconfiado y "frenado", Escorpio ama el riesgo y su audacia se revela tanto más evidentemente cuanto más difícil y peligrosa se presente la situación. Le corresponde la octava casa del Zodiaco, que es la de la muerte, pero también la de la capacidad de resurrección, y puede destruir y desacralizar lo tradicional para revolucionarlo y construir algo completamente nuevo.

Plutón junto a Marte, regente del signo, simboliza no sólo la semilla que fecunda, sino también las fuerzas inconscientes que buscan una forma de expresión creativa y original. Quien está fuertemente marcado por Escorpio es, a menudo, un inconformista, con una inteligencia abierta a toda propuesta, incluso la menos ortodoxa, y con una voluntad de poder y una intuición casi demoníaca, que en algunos puede convertirse en un arma al servicio de sus propios fines de forma no siempre cristalina.

Cuando prevalecen las fuerzas agresivas e instintivas, la vida de los nacidos bajo este signo está caracterizada por la lucha, así como por una fuerte competitividad, que puede llegar a la violencia y a la crueldad. Si, por el contrario, las fuerzas instintivas profundas pueden ser controladas y disciplinadas, el nativo de Escorpio llega a un alto grado de sublimación. Incluso se pueden encontrar sujetos que rechacen y repriman el instinto y la sexualidad convirtiéndose en presa de la angustia y de fuertes sentimientos de culpabilidad. Los continuos temores pueden convertirlos en seres profundamente infelices y atormentados.
Anatómicamente, Escorpio está asociado a los órganos genitales y al ano.

La mujer del signo:

Al igual que el hombre, da mucha importancia al erotismo. A menudo es seductora y parece más hecha para vivir pasiones arrolladoras y breves que para una vida matrimonial, que, con el tiempo, podría resultarle monótona.