ME GUSTA Y COMPARTIR

Medumnidad y espiritismo

Medumnidad y espiritismo

Son muchas las personas que, de un modo claro e irrefutable para ellas, tienen pruebas de la existencia e inmortalidad del alma. Estas pruebas acostumbran a ser personales, no valederas para todos.
Las que serían valederas para todos, son buscadas desde hace siglos por pensadores, científicos e investigadores espiritualistas, convencidos de que su hallazgo sería como la panacea mágica que necesita el mundo para unirnos en un ideal común de fraternidad.

Las pruebas personales a que nos hemos referido, pueden ser de índole muy variada. Nos limitaremos a las mediúmnicas, ya que parece ser la mediumnidad la fuente que las proporciona en mayor cuantía. hablaremos de ello, valiéndonos, en parte, de los modos expresivos que se usaban antes de que la moderna Parapsicología cogiera las riendas de todo lo paranormal en un afán de intentar conseguir una esclarecedora explicación científica.

Creemos en el porvenir de la parapsicología, por entender que toda persona, más o menos culta, debe confiar en los esfuerzos que se realizan en nombre de la Ciencia; sobre todo cuando van en busca de verdades de tanta significación universal humana. Es indudable que, un día, esas verdades que parecen oficialmente ignoradas, queden desveladas por la Ciencia. Mientras tanto, sin embargo, la principal esperanza que tal vez recibimos, en este sentido, es el reconocimiento general de que, a veces, desconocidas fuerzas internas del ser inteligente, consiguen logros que son considerados científicamente inexplicables.

Ideología espiritista: evolución e historia

La ideología espiritista está repleta de conceptos que, a lo largo de la historia de la Humanidad, se han mantenido siempre vivos.
Conceptos espirituales, que ya formaban parte de las creencias más arraigadas existentes en casi todas las antiguas civilizaciones. Si bien evolucionaron con el transcurrir del tiempo, no desaparecieron nunca, sino que se fueron afianzando. La creencia en el alma uy su inmortalidad, los mensajes y revelaciones de los seres espirituales, la invocación a los mismos y a los difuntos, la reencarnación...
Todas esta cosas y muchas otras que no creemos sea necesario mencionar, son los componentes del contenido de la ideología espiritista. Si se invocaban y se recibían mensajes y revelaciones de los seres espirituales propiamente dichos, y las evocaciones se hacían extensibles a las almas de los muertos, ello significa que la mediumnidad era, en una u otra forma, perfectamente conocida.

En el libro "Libro de los Médiums" de Allan Kardec, el padre del Espiritismo, vienen especificadas todas o casi todas las facultades mediúmnicas existentes; facultades que permiten una supuesta relación inteligente entre los mundos espiritual y físico.

Hay un mundo espiritual que se relaciona, entra en contacto y se comunica con nuestro plano, mediante facultades especiales que ciertas personas tienen. Ya hemos dado nuestro parecer de que, tanto estas facultades como aquellas comunicaciones, existen desde hace milenios. Todo empezó a tener verdadera historia, para el mundo, justo en el momento en que se dice que principia la historia del Espiritismo.

Es en Hydesville (Estados Unidos), con los golpes y ruidos que oyeron las hermanas Fox. esta clase de ruidos y golpes misteriosos, por abundar tanto y presentarse inesperadamente, son acaso los fenómenos paranormales de cuya existencia tiene fe casi todo el mundo. En el caso de las hermanas Fox, los golpes fueron tan insistentes que llegaron a pensar que no se trataba de ruidos casuales. sino que, tal vez, procedían de un ser invisible e inteligente que deseaba decir algo. Efectivamente, de eso se trataba.

Para desacreditar unas ideas, que rápidamente iban ganando terreno, llegó a decirse que las hermanas Fox eran poco menos que tramposas. Ello no impidió que, al presentársele atención al fenómeno, la novedad se fuera extendiendo por todo el mundo. Como decíamos anteriormente el teórico y fundador del espiritismo fue Allan Kardec, médico, nacido en Lyon en 1.804, en el seno de una familia de magistrados.

Publicó diferentes libros como "El libro de los espíritus, El Libro de los Médiums, El Evangelio del Espiritismo, El Génesis, los Milagros y las predicciones según el espiritismo". Murió en París en 1.869.
Sus teorías sobre el Más Allá, los Espíritus, la muerte, la Encarnación y reencarnación, constituyen la base fundamental del espiritismo.
Siguiendo el estudio de sus obras podemos leer:

"El espiritismo viene a establecer el reino de la caridad y de la solidaridad anunciado por Cristo. Su moral enseñada es, pues, esencialmente cristiana.

Lo que Jesús dijo en parábolas, el espiritismo lo enuncia en términos claros y sin equívocos.
El espiritismo (siguiendo a Kardec) es la tercera revelación de la Ley de Dios, si la Ley del Antiguo Testamento está personificada por Moisés y la del Nuevo Testamento por Cristo".