Cultura Celta



Hace unos 3000 años, en los turbulentos comienzos de la historia escrita, surgió un nuevo poder, una nueva civilización. Aquellos que dominaron primero el hierro, se convirtieron en los verdaderos dueños de Europa: los celtas.

Aprende a invocar a tu Ángel


Lo más importante es darse unos minutos de silencio interno para realizar la petición. La actitud debe que ser la que se tiene cuando se va al encuentro de alguien que apreciamos y respetamos. Es una cita angélica. Se tendrá en cuenta que la letra "H" en los nombres angélicos se pronuncia como "J”. Sentado, de pie o de rodillas, lo importante es sentirse cómodos. Se respira tres veces en forma lenta, se inhala paz y se sopla inquietud.

Tradiciones mágicas para novias el día de la boda

Tradiciones mágicas para novias el día de la boda

Si te estás por casar o tienes una amiga, una hermana o cualquier familiar que está por contraer matromonio, estas son las tradiciones mágicas que perduran en los siglos y nunca pasan de moda. 

Estas son costumbres que tienen su origen en la magia ritual y cada elemento de los que vamos a nombrar a continuación, deben ser considerados como amuletos de la buena suerte para los novios:

La autodefensa psíquica

La autodefensa psíquica

La autodefensa psíquica es el arte de expulsar a los seres, energías o conjuros negativos dirigidos hacia usted de modo intencionado o accidentalmente. Estas tácticas forman parte del repertorio general y de las prácticas mágicas habituales de muchos brujos. De forma diaria, semanal o mensual, muchos de nosotros realizamos este ritual de protección hacia nosotros mismos, hacia quienes queremos o hacia nuestros hogares. 

Curanderismo. La otra medicina

 ¿qué es en realidad?

Curanderismo. La otra medicina

Diremos que es una práctica ancestral que se ha conservado hasta nuestros días y cuyas principales manifestaciones incluyen la cirugía espiritual y la curación magnética, los brebajes a base de hierbas, la curación por medio de la plegaria y muchas otras variantes.
Para la mayoría de los médicos, estas prácticas no tienen ninguna base cierta y deben verse como producto de la charlatanería y la ignorancia de la gente. 

La Fecundidad

'Arte Prehistórico, Mesopotámico y Egipcio'

Los primeros hombres y mujeres no entendían la fertilidad era consideraban un enigma, una especie de milagro que no lograban comprender. Según algunos investigadores, en esta época no existían la pareja para formar la familia, sino que las formaba la madre con los hijos, lo que ahora se suele decir familia matricéntrica, entonces tanto la mujer como el hombre realizaban por igual tareas de caza y de recogida de alimentos.  

Cábalas y consejos para ganar dinero en juegos de azar

A la hora de jugar por dinero, tenga en cuenta estas cábalas y consejos mágicos con los que muchos jugadores se han vuelto ricos en poco tiempo, después, sepa invertir bien el dinero ganado.
Cábalas y consejos para ganar dinero en juegos de azar
- Siempre que vaya a entrar por primera vez al lugar en donde va a apostar su dinero, hágalo con el pie derecho. Esta es una tradición casi ancestral para atraer la suerte.

¿Qué es el mal de Ojo?

El mal de ojo
El mal de ojo, o también llamado aojamiento, es un fenónemo supersticioso, en el que como su nombre indica, se produciría algún tipo de mal a través de la mirada, hacia la persona que es vista. Esto nada tiene que ver con hechizos, brujería o magia, ya que el mal de ojo puede ser causado de manera voluntaria, así como de forma involutaria, se supone que la mayoría de los casos corresponden a esto último, se hace sin ser conciente de ello.

Los elixires rúnicos

Los elixires rúnicos
Las runas son las fuerzas naturales de orden espiritual que intervienen en el proceso de la creación y evolución del Universo y del ser humano como parte del mismo.

Se han utilizado durante siglos, basando su aplicación en la premisa de que un individuo, clan o sociedad enferman porque se han separado de su espíritu.

Es el paradigma de la concepción holística que incluye a todos los seres de la Creación.

La Banshee, historias y mitos de la muerte

 La Banshee


A través de la historia y de las distintas culturas hay historias y mitos de formas de vida que avisan de la muerte humana. Como la felicidad y las ansias por vivir son innatos en casi todos los humanos, asi lo son el miedo por la muerte. Ver un fantasma no es tan alarmante como el hecho de que "Esto que yo soy, tu lo serás". (..) En siglos pasados ( y todavía hoy en dia) los hombres buscan signos de excentricidades en lo cotidiano que marquen el tijeretazo en el hilo de la vida. Relojes que marcan las horas irregularmente o se paran, gallos que cantan de noche, velas que se mecen con el viento, o abejas que se acercan a puertas y ventanas para acompañar a un alma. (...)

Así nació EL ESPIRITISMO


Margaret Fox, en diciembre de 1847, se mudó con su esposo y sus dos hijas Kate de seis años y Maggie de ocho, desde Canadá a una casa de Hydesville, un pueblo del Estado de Nueva York. A mediados de marzo, ella y su marido empezaron a escuchar extraños ruidos que sólo se oían cuando las niñas estaban en la casa y que en la noche del día 30 llegaron a ser insoportables. "No pudimos descansar y concluí que la casa estaba encantada por un espíritu atormentado", dejó escrito la mujer en una declaración el 11 de abril de 1848.

Ars Goetia, El Arte de la brujería

Ars Goetia


Ars Goetia (en latín, probablemente: «El arte de la Brujería»), a menudo llamado simplemente Goecia, es la primera sección del grimorio del siglo XVII Lemegeton Clavicula Salomonis, o La Llave Menor de Salomón. Mucho del texto apareció más temprano, con algún material que data del siglo XIV o más temprano


El Ars Goetia contiene las descripciones de los setenta y dos demonios que se dice que el Rey Salomón dijo haber evocado y confinado en un recipiente de bronce sellado por símbolos mágicos, y que él obligó a trabajar para él. Hecho muy similar a lo que se dice que Sulaymán (Salomón) realizo en contra de los Ifrit («genio») rebeldes, según la tradición árabe y en el libro de Las mil y una noches.

La Tabla de Esmeralda


La Tabla de Esmeralda


La Tabla de Esmeralda es un texto, atribuido al mítico Hermes Trismegisto, de caracter corto y críptico, y cuyo propósito es revelar el secreto de la sustancia primordial y sus transmutaciones. Hasta el siglo XX las fuentes más antiguas conocidas eran manuscritos medievales, pero investigaciones posteriores han hallado predecesores arábigos en Kitab Sirr al-Khaliqa wa Sanat al-Tabia (c. 650 d.C.), Kitab Sirr al-Asar (c. 800 d.C.), Kitab Ustuqus al-Uss al-Thani (siglo XII), y Secretum Secretorum (c. 1140).

Se dice que Hermes Trismegisto escribió 42 libros que hablaban del simbolismo, la magia, el poder de la numerología, la geometría, la salud y la Alquimia, entre otros muchos temas.
Todos aquellos escritos se comunicaban mediante poemas y textos en jeroglífico egipcio, que posiblemente eran cantados en los templos egipcios.
Estos 42 libros, permanecían guardados en los templos egipcios de Isis y se consideraban libros sagrados iniciáticos, de gran poder para aquellos que los siguieran con un corazón puro.
Según se dice estos libros fueron "traídos de otros mundos" por el propio Hermes, que sin duda alguna debía ser un gran iniciado, aunque se desconoce cuales eran sus fuentes o métodos para obtener la sabiduría.
También existe la posibilidad de que los libros fueran firmados por Hermes, pero siendo Hermes, el seudónimo utilizado por un grupo de hombres sabios. Como a veces se habla de Fulcanelli.
Quizás el libro o las enseñanzas más conocidas de Hermes sea la Tabla Esmeralda, un gran texto alquímico que recomiendo a todos aquellos amantes del simbolismo.



La Demonología

La Demonología

La Demonología es la rama de la teología que se encarga del estudio de los demonios. Está relacionada con la angelología.

La manifestación más importante de la demonología cristiana occidental es el Malleus Maleficarum (1486) de los dominicos inquisidores Jacob Sprenger y Heinrich Kramer, que demuestran —de manera sui géneris— la existencia y el poder de la brujería como parte integral de la fe católica romana y de un peligro real para los fieles, aparte de ofrecer en su tratado toda clase de formas de reconocer y procesar una bruja, convirtiéndose así durante dos siglos en el manual para procesos de brujería.

En otro sentido, la demonología confecciona listados que intentan nombrar y establecer una jerarquía de espíritus maléficos. Así, la demonología es el opuesto de la angelología, que intenta recopilar la misma información al respecto de los buenos espíritus.

En la tradición cristiana, los demonios son ángeles caídos, así que se puede considerar la demonología como una rama de la angelología.

Sin embargo, muchas bases de datos demonológicas son conocimientos «capturados» a aquellos supuestamente capaces de invocar tales entidades, incluyendo las instrucciones sobre cómo convocarlos y (en el mejor de los casos) someterlos a la voluntad del conjurador.

Los grimorios de magia oculta son aquellos tomos que contienen los conocimientos acerca de esta faceta de la demonología, más de una vez estudiada con morboso deleite por aquellos que debían perseguir y juzgar a diabolistas y brujas.

La existencia de una entidad sobrenatural maléfica que actúa en contraposición a la voluntad de un Dios benévolo es uno de los ejes centrales tanto del cristianismo como del Islam.

Dichos credos adoptan la figura de Satán del judaísmo, que para el islamismo es Shaytán o Iblis.

Es comúnmente aceptado (aunque erronéo) que el judaísmo recibe este concepto del zoroastrismo, en el cual un dios benévolo conocido como Ahura Mazda se encuentra envuelto en una batalla cósmica con una deidad maligna llamada Angra Mainyu. No obstante, el Bien siempre prevalece en las religiones citadas, dejando el tormento de los hombres y pequeñas escaramuzas ganadas al Mal.

Esta confrontación en verdadera igualdad de condiciones se mantiene intacta en el corpus del maniqueísmo y las doctrinas de diversos grupos heréticos como los bogomilos búlgaros.

El Nuevo Testamento afirma explícitamente la existencia de espíritus adversos menores, así como también lo hace el Corán, si bien este último hace mención a una tercera raza creada (ni ángeles ni demonios), los yinnūn (plural de yinn), de carácter amoral y conocidos en Occidente como genios, aunque no siempre son malignos.

El Antiguo Testamento presenta a Satán como un miembro más de la corte celestial de Dios, que actúa a modo de procurador, buscando el beneplácito de Dios para probar la virtud de Job, más que como enemigo de igual poder.

Esto es debido a que el mismo concepto del monoteísmo choca con la posibilidad de dos deidades de igual poder enfrentadas, así como el judaísmo proviene del mismo ámbito de influencia cultural que otras culturas semíticas (donde se incluyen la irania) y el politeísmo que compartieron hasta que fueron conocidos como el pueblo elegido y abrazaron el culto único.

El territorio denominado Seol, analogable al infierno, es, de hecho, bastante moderno en la sistemática rabínica.
En rigor, hay que entender al Seol más en el sentido de tumba (en cuanto última morada que como el infierno).

Algunas ramas del budismo postulan la existencia de infiernos habitados por demonios que atormentan a los pecadores y tientan a los mortales, o actúan para perturbar su iluminación. También el hinduismo contiene narraciones de combates entre dioses y una serie de adversarios, como el del dios Indra y el asura Vritra.

En ambos casos citados no hay una especial atención a la organización de las huestes que encarnan el Mal, por lo que no podemos hablar de demonología como tal, si bien su historia sagrada es tanto o más rica que las tres grandes religiones monoteístas.

Nombres de los demonios

  • Abraxas
  • Añá (deidad maligna de la mitología guaraní, asimilada a Satanás por los primeros evangelizadores españoles y especialmente por los misioneros jesuitas en el Paraguay para enseñárselo a los indígenas)
  • Atroce
  • Andariel
  • Asmodeo
  • Alastor (también llamado el Anticristo)
  • Astaroth
  • Azazel
  • Baal
  • Bahamut
  • Baphometh
  • Beelzebub
  • Belcebú
  • Belfegor
  • Belial
  • Beqa
  • Cassiel
  • Chamuco
  • Cojuelo
  • Demonio
  • Diablo
  • Don Sata (término festivo utilizado en Chile)
  • Don Ajimas
  • El Patecabra o el Patas (término usado en Colombia)
  • El Pisuicas (término usado en Costa Rica)
  • El Carecabra
  • El Cola de flecha
  • El Malo
  • Ezrelaide
  • Gualicho
  • Iblís (en el Islam)
  • Isabo
  • Kisín (en lengua Maya)
  • Legión
  • Leviatán
  • Lilith (la primera mujer de Adán en el paraíso)
  • Lucifer o Luzbel. Estos son dos de sus nombres anteriores a su caída.
  • Maligno
  • Mambo(Demonio) (uno de los numerosos nombres que se le da en África)
  • Mandinga (en Argentina)
  • Mastema
  • Mefistófeles
  • Molroth
  • Morthy
  • Phectus
  • Plutón (o Emperador de la corte dañada, capitán soberbio de los ángeles condenados, invocado así por Celestina en la obra La Celestina, de Fernando de Rojas)
  • Príncipe de las Tinieblas
  • Príncipe de los Demonios
  • Rigo
  • Samael
  • Satanachia
  • Voland (como aparece en El Maestro y Margarita de Mijail Bulgákov)
  • Wekufe
  • Zabulón
  • Zeth
  • Guayota, para los guanches, rey de los espíritus malignos. A menudo estaba compañado de los Tibicenas su legión demoníaca.

Quinto Elemento: El espíritu

Quinto Elemento: El espíritu

Como ya he mencionado anteriormente, el Espíritu es el quinto elemento. Mientras que el Aire, el Fuego, el Agua y la Tierra son los elementos mundanos, el Espíritu representa lo intangible y lo etéreo. Es, como podrás imaginar, el más abstracto tanto dentro como fuera de nosotros.

En el mundo que nos rodea, el Espíritu es la chispa de la vida, la diferencia entre lo que está vivo y lo que no. Los animales y las plantas tienen el suyo propio; y la tierra e incluso las piedras y los minerales, pues también ellos crecen y tienen una vida particular. En nosotros es aquello que nos hace únicos, que nos pertenece a cada uno.

Pues no somos sólo la totalidad de cuanto nos ha acontecido, sino que tenemos una esencia propia, aunque ésta se haya visto influida por los acontecimientos que han sacudido nuestras vidas. Pero lo más importante es que el Espíritu es la Divinidad, sea cual sea tu manera de interpretarla. En algunos credos la encarna una deidad única o un dios; en otros puede tratarse de una serie de dioses y/o diosas, aunque también existen entidades sin género.

Y aún unos terceros pinan que la Divinidad o el Espíritu no son un ser o varios, sino una fuerza o energía que está presente en todas las cosas. Resulta igual de difícil precisar qué pensamos al respecto los que practicamos la brujería. La mayoría de las brujas creen que la Divinidad es, a la vez, uno y muchos. Entiendo que te puede parecer contradictorio, pero míralo desde este punto de vista: para tus padres, tú eres su hijo o hija; para tu pareja eres una esposa, esposo, novia o novio.

Si además eres madre o padre, tus descendientes te verán con otra personalidad. Si estudias, existe el “tú” que conocen tus profesores, y si trabajas, tus compañeros te verán como un empleado o un jefe, un superior o un subordinado. Y, sin embargo, tú solo eres “uno”. Te pongo otro ejemplo: una bola de cristal de espejos refleja diferentes imágenes de un mismo objeto. Para las brujas, la Divinidad es un conjunto único, y sin embargo cada una de las diosas y de los dioses es distinto porque posee una personalidad, una presencia y una existencia que es singular y completa a su manera.

Otras tantas piensan que la Divinidad no tiene ni género ni forma. Esto explica por qué nadie sabrá decirte quién es, por lo menos de una manera categórica, y cómo encontrarla o adorarla. Por eso es fundamental que tengas tus propias ideas. Ésta es otra de las grandes libertades de la brujería y, al mismo tiempo, una de las tareas más complicadas. No tenemos sacerdotes que interpreten o intercedan por nosotros ante nuestros dioses; nadie nos dirá a quién, cómo y cuándo debemos adorarles, ni tampoco que nos explique si hacemos “bien” o “mal”. No contamos con la sencillez y simplicidad de una estructura divina preconcebida. En la brujería somos nosotros los sacerdotes o sacerdotisas. Por eso denominan al nuestro “un credo de personas con ideas propias”.

En la brujería, el concepto de la Divinidad se complica más aún debido a que a las diosas y a los dioses se les conoce por muchos nombres, en lugares y tiempos distintos. Antaño los seres humanos vivían diseminados en sus tribus y bautizaron e inventaron historias diferentes para sus deidades. Sus diosas y dioses predilectos eran, además, bastante desiguales; así, las personas que habitaban tierra adentro tenían menos relación con los dioses de los mares que las que lo hacían en la costa. Interpretaban estos poderes supremos con las palabras y costumbres de sus vidas, y transmitían estos conocimientos a sus descendientes de forma oral.

Cuando los individuos empezaron a emigrar y a desperdigarse, se llevaron consigo su cultura religiosa y se encontraron con la misma u otras similares en las lo que variaba eran los nombres. A veces, las nuevas deidades se añadían a las creencias populares o los recién llegados seguían siendo devotos de los suyos, pero volviendo a bautizar a sus deidades con los nombres de los dioses de los lugares en los que se encontraban. En ocasiones eran los invasores los que traían consigo sus creencias e intentaban imponérselas a los oriundos. Como consecuencia de todo ello, algunos dioses y diosas surgieron y otros cambiaron.

De igual modo, sus nombres, tanto ortográfica como fonéticamente, se han alterado. Las historias también se han transformado o combinado, aunque, en general, todas parten de una misma idea. Esto dio lugar al nacimiento de credos mezclados y a que muchos otros desaparecieran. Así que hoy tenemos muchísimas deidades, pese a que veamos que los temas se repiten hasta la saciedad en las historias y las leyendas. Y es de esta cultura variopinta de la que las brujas “extraen” a sus fuerzas omnipotentes, ¡aunque en realidad son los dioses los que escogen a placer!

Pero antes de que llegues a la etapa de empezar a trabajar con las deidades, es fundamental que entiendas que significa el espíritu, y para conseguirlo tendrás que conocerte y aceptarte al máximo. Porque si no sabes quién eres y te admites tal cual, ¿cómo podrás entender lo que es el gran Espíritu? En la brujería no pensamos que sólo unos poco pueden tratar con los dioses, sino que, a travñes de la concentración y de la perseverancia, todos podemos conseguirlo. Es posible que te parezca que algunos de los siguientes ejercicios no están relacionados con conocer a las deidades, pero son los que otras brujas y yo hemos probado y nos consta que funcionan.

A simple vista, el conocerte puede resultarte obvio, no obstante, todos somos un compuesto de nuestro auténtico “yo”, la educación que hemos recibido y las experiencias que vivimos, cómo nos mostramos ante la gente y lo que ésta espera de nosotros. Para conocernos bien tenemos que ser capaces de identificar estos detalles por separado de forma que los entendamos y sepamos qué lugar ocupan en nuestro interior.

Medumnidad y espiritismo

Medumnidad y espiritismo

Son muchas las personas que, de un modo claro e irrefutable para ellas, tienen pruebas de la existencia e inmortalidad del alma. Estas pruebas acostumbran a ser personales, no valederas para todos.
Las que serían valederas para todos, son buscadas desde hace siglos por pensadores, científicos e investigadores espiritualistas, convencidos de que su hallazgo sería como la panacea mágica que necesita el mundo para unirnos en un ideal común de fraternidad.

Las pruebas personales a que nos hemos referido, pueden ser de índole muy variada. Nos limitaremos a las mediúmnicas, ya que parece ser la mediumnidad la fuente que las proporciona en mayor cuantía. hablaremos de ello, valiéndonos, en parte, de los modos expresivos que se usaban antes de que la moderna Parapsicología cogiera las riendas de todo lo paranormal en un afán de intentar conseguir una esclarecedora explicación científica.

Creemos en el porvenir de la parapsicología, por entender que toda persona, más o menos culta, debe confiar en los esfuerzos que se realizan en nombre de la Ciencia; sobre todo cuando van en busca de verdades de tanta significación universal humana. Es indudable que, un día, esas verdades que parecen oficialmente ignoradas, queden desveladas por la Ciencia. Mientras tanto, sin embargo, la principal esperanza que tal vez recibimos, en este sentido, es el reconocimiento general de que, a veces, desconocidas fuerzas internas del ser inteligente, consiguen logros que son considerados científicamente inexplicables.

Ideología espiritista: evolución e historia

La ideología espiritista está repleta de conceptos que, a lo largo de la historia de la Humanidad, se han mantenido siempre vivos.
Conceptos espirituales, que ya formaban parte de las creencias más arraigadas existentes en casi todas las antiguas civilizaciones. Si bien evolucionaron con el transcurrir del tiempo, no desaparecieron nunca, sino que se fueron afianzando. La creencia en el alma uy su inmortalidad, los mensajes y revelaciones de los seres espirituales, la invocación a los mismos y a los difuntos, la reencarnación...
Todas esta cosas y muchas otras que no creemos sea necesario mencionar, son los componentes del contenido de la ideología espiritista. Si se invocaban y se recibían mensajes y revelaciones de los seres espirituales propiamente dichos, y las evocaciones se hacían extensibles a las almas de los muertos, ello significa que la mediumnidad era, en una u otra forma, perfectamente conocida.

En el libro "Libro de los Médiums" de Allan Kardec, el padre del Espiritismo, vienen especificadas todas o casi todas las facultades mediúmnicas existentes; facultades que permiten una supuesta relación inteligente entre los mundos espiritual y físico.

Hay un mundo espiritual que se relaciona, entra en contacto y se comunica con nuestro plano, mediante facultades especiales que ciertas personas tienen. Ya hemos dado nuestro parecer de que, tanto estas facultades como aquellas comunicaciones, existen desde hace milenios. Todo empezó a tener verdadera historia, para el mundo, justo en el momento en que se dice que principia la historia del Espiritismo.

Es en Hydesville (Estados Unidos), con los golpes y ruidos que oyeron las hermanas Fox. esta clase de ruidos y golpes misteriosos, por abundar tanto y presentarse inesperadamente, son acaso los fenómenos paranormales de cuya existencia tiene fe casi todo el mundo. En el caso de las hermanas Fox, los golpes fueron tan insistentes que llegaron a pensar que no se trataba de ruidos casuales. sino que, tal vez, procedían de un ser invisible e inteligente que deseaba decir algo. Efectivamente, de eso se trataba.

Para desacreditar unas ideas, que rápidamente iban ganando terreno, llegó a decirse que las hermanas Fox eran poco menos que tramposas. Ello no impidió que, al presentársele atención al fenómeno, la novedad se fuera extendiendo por todo el mundo. Como decíamos anteriormente el teórico y fundador del espiritismo fue Allan Kardec, médico, nacido en Lyon en 1.804, en el seno de una familia de magistrados.

Publicó diferentes libros como "El libro de los espíritus, El Libro de los Médiums, El Evangelio del Espiritismo, El Génesis, los Milagros y las predicciones según el espiritismo". Murió en París en 1.869.
Sus teorías sobre el Más Allá, los Espíritus, la muerte, la Encarnación y reencarnación, constituyen la base fundamental del espiritismo.
Siguiendo el estudio de sus obras podemos leer:

"El espiritismo viene a establecer el reino de la caridad y de la solidaridad anunciado por Cristo. Su moral enseñada es, pues, esencialmente cristiana.

Lo que Jesús dijo en parábolas, el espiritismo lo enuncia en términos claros y sin equívocos.
El espiritismo (siguiendo a Kardec) es la tercera revelación de la Ley de Dios, si la Ley del Antiguo Testamento está personificada por Moisés y la del Nuevo Testamento por Cristo".

La Ley del mentalismo

La Ley del mentalismo

Se enuncia diciendo: "En el Todo, Todo es mental". Pero no en el sentido de un subjetivismo kantiano dieciochesco, donde se sostenga que lo único "real", objetivo, soy yo y que todo lo que me rodea es sólo producto de mi percepci ón y mi mente, seguramente subjetivo y posiblemente irreal.

Pero, ¿ustedes podrían decir dónde termina un tipo de agua y comienza la otra?. No, porque en un punto cualquiera el agua es más rápida y transparente que unos metros río abajo, pero todav ía más lenta y turbia que otro tanto río arriba... y así en progresión infinita.

Trescientos años atrás, los científicos creían que el Universo estaba poblado por distintos tipos de energías y de fuerzas. Que el calor nada tenía que ver con el magnetismo, ni éste con la electricidad, ni aquellos con la gravedad. Pero en el siglo XIX un físico inglés, Maxwell, descubrió que electricidad y magnetismo no son dos cosas distintas sino dos aspectos particulares de un mismo principio que él llamó electromagnetismo. Y esta reducción y unificación de fuerzas continuó al punto de que con el advenimiento de este siglo los físicos sostenían que sólo cuatro eran las fuerzas que interactuaban en el Cosmos: el electromagnetismo, la gravedad, la interacción nuclear débil y la interacción nuclear fuerte (estas dos últimas responsables de las relaciones atómicas entre sí). Pero aparece nuevamente Einstein -cuándo no- y enuncia la Teoría del Campo Unificado, tan maltratada por los escritores de ciencia ficción y tan poco comprendida por el público. Einstein teoriza que gravedad y electromagnetismo no son dos fuerzas distintas, sino dos manifestaciones específicas y particulares de un principio vinculado a la deformación geométrica del espacio, que a veces se presenta como electromagnetismo y a veces como gravedad. Es decir, unifica (de allí el término) en una sola teoría de campo ambas fuerzas, con lo que las universales quedan reducidas a tres.

Hasta que en 1985 un astrofísico inglés llamado Paul Davies afirma que aun estas tres fuerzas son sólo aspectos de una única universal, que él denomina Superfuerza.

Para que esto sea más entendible, imaginemos una gigantesca olla repleta de polenta mal preparada. En algunos lugares, está grumosa; en otros, l í quida. Más all á, tendrá una consistencia media. A golpe de vista, puede decirse que allá la materia es grumosa (sólida), aqu í muy l íquida y acullá intermedia, pero en definitiva todo es polenta. Así ocurre en el Universo.

Los entes a los que aludiéramos, en el astral y mental superior, o astral y mental inferior (las larvas astrales), los hombres y mujeres elevados, además de los planos mencionados, en el búddhico, etcétera.

Por supuesto, un lector escéptico -si ha sobrevivido a la lectura de estas líneas hasta aquí puede argumentar que esta disquisición, si se quiere filosóficamente aceptable, peca por un defecto: lo indemostrable de ciertos principios que aquí damos como ciertos, por ejemplo, la existencia del llamado "mundo astral". En efecto, ¿qué evidencia podemos aducir nosotros, los ocultistas, de que lo "astral" existe?. ¿Que hablar de "cuerpos astrales" o sucedáneos es más que un gratuito ejercicio de la imaginación?. Puedo aportar seguramente referencias de índole vivencial, místicas o paranormales pero, para un observador exterior al tema y objetivo, ¿cómo le demostraremos científicamente -una vez más- la existencia de lo astral?.

Es más fácil de lo que parece.

En 1988, astrofísicos norteamericanos descubrieron un fenómeno cósmico extrañí simo: estudiando la rotación de los cuerpos de nuestra galaxia (ese conglomerado de estrellas, espeso en el centro y raleado en la periferia, en uno de cuyos barrios suburbanos se encuentra nuestro Sistema Solar y que sabemos rota a gran velocidad en conjunto alrededor de su centro), observaron que los sistemas ubicados casi en el centro de aquélla demoran el mismo tiempo en completar una rotación que los ubicados cerca de la periferia, es decir, los que están más alejados.

Características de la Regresión

Regresión

El psiquiatra y licenciado en filosofía Dr. Raymond Moody propone en uno de sus proyectos, una investigación científica sobre las regresiones del cual se deriva su libro Coming back (Regresiones), ciertas características que puede reunir una experiencia de regresión[1] bajo un estado de total relajación o hipnosis. Son las siguientes:

  • Suelen ser visuales.
  • Parecen tener vida propia (el sujeto no parece tener que pensar qué viene después de cada escena).
  • Las imágenes que se ven resultan familiares (a pesar de que no las hemos vivido en esta supuesta vida actual).
  • El sujeto se identifica en las escenas con uno de los personajes.
  • Pueden "volver" a sentirse las emociones de esa supuesta vida pasada (alegría, dolor, hambre, etcétera).
  • Los hechos que se ven pueden ser vistos desde dos perspectivas: en primera persona 8dentro del personaje, como si fuéramos nosotros realmente) y en tercera persona (desde algún punto de la escena, pero reconociéndonos siempre con alguno de los personajes que vemos).
  • A menudo se reflejan aspectos de la vida "actual" del sujeto.
  • Tras una regresión pueden notarse a veces mejorías del estado mental (curaciones de fobias, depresiones, etcétera).
  • Pueden a veces curar enfermedades (este puede derivar del anterior; notar mejorías en dermatitis, asmas, etcétera).
  • Las regresiones van apareciendo durante una sesión según su significado, sin seguir una línea temporal (por ejemplo, podemos visualizar ser primero un personaje medieval y, después, en otra regresión, ser un romano del siglo I).
  • Es más fácil sumergir al sujeto en una regresión cuantas más veces haya sido regresado.
  • La mayor parte de esas supuestas vidas pasadas son mundanas (no de personajes importantes de la historia, aunque así se hubiese creído).

La adivinación con las huellas dactilares

Las adivinación con las huellas dactilares

Desde la prehistoria, parece que el ser humano ha sido consciente de la existencia de las huellas dactilares, que se han encontrado estampadas en pinturas rupestres. En china y japón, hace más de mil años, se usaban las huellas dactilares como método de identificación. En occidente fue sir francis galton quien demostró que no existían dos huellas exactamente iguales.

Sin embargo, fue juan vuccetich quien amplió y perfeccionó el sistema de galton, y desde entonces sus planteamientos han sido utilizados para muy diversos fines: por ejemplo, la policía como método de identificación, y los antropólogos, para clasificar las diferentes etnias. En el quiroanálisis, el estudio de las huella se llama digitología, y se utiliza para definir los rasgos del carácter y del comportamiento del ser humano. Las huellas digitales son la expresión genética de la tipología psicológica.

La técnica del estudio de las huellas dactilares permite conocer las características psicológicas y orgánicas del ser humano, y admite a su vez definir y entender el potencial de la persona y sus distintas maneras de expresarse.

La impresión de las huellas

Para poder apreciar las huellas dactilares y desarrollar su estudio existen distintos métodos. El más sencillo es observar la huella con una pequeña lupa. Otra opción es cubrir ligeramente la huella del dedo con lápiz que se utiliza para maquillar las ojeras: su color blanquecino hace que sobresalgan las huellas dactilares. El tercer método es utilizar tinta y cubrir las huellas dactilares para seguidamente imprimirlas sobre una hoja en blanco.

Crestas

Son relieves epidérmicos separados por finos surcos que se hallan en la falange distal de cada dedo. Las crestas configuran los distintos dibujos o tipos de huellas.

  • Crestas continuas: ritmo de acción regular y constante. Impulso vital continuado.
  • Discontinuas: alternancia de períodos de actividad con períodos inactivos.
  • Finas: sensibilidad, receptividad, intuición.
  • Gruesas: vitalidad, preponderancia instintiva.

Clasificación de las huellas dactilares

Con la infinita variedad de huellas dactilares se han formado tres grupos básicos sobre los que se ha creado distintas variaciones. Dada la amplitud del tema seguidamente se indican las bases fundamentales de los tres grupos y sus características.

Grupo 1. Huellas con dos deltas

Los deltas son pequeños triángulos que se forman en el lateral o en la yema del dedo. Las características generales de las personas que entran en el grupo 1 son: formidable temperamento, iniciativa, capacidad, impulso de ejecución. Rápida capacidad de resolución.
A su vez, dentro de la huella se encuentran los núcleos, que pueden tener varias formas. Los núcleos indican la forma de ser del individuo.

Concéntrico

Necesitan estar activos continuamente. Su funcionamiento interno les lleva a mantenerse en constante acción, ya sea mental o físicamente. La inactividad les bloquea, produciéndoles inarmonía y nerviosismo.

Eliptico

Son activos e impetuosos, sin embargo son muy introvertidos. Su funcionamiento les lleva a apartar todo tipo de discusión y muestran una gran sensibilidad en las situaciones emocionales confusas.

Espiral

Son muy sociables y tiene muy desarrollada su capacidad sexual.

Espiga

Muy sensibles en sus relaciones con los demás. Perfeccionistas y sistemáticos. Todo cambio brusco en su rutina les perturba. Muy posesivos con sus seres queridos.

Ovoide

Poseen un gran equilibrio interno que se refleja en su naturalidad y buena suerte. Muy organizados y seguros de sí mismos.

Grupo 2. Huellas en pino, tienda de campaña o doble

Es un grupo muy minoritario, únicamente el 5.4 % de las personas tienen estos tipos de huella. Se caracterizan por su constante búsqueda del porqué y el cómo de todo. Su anhelo de saber abarca todos los campos, y confluye tanto en lo material como lo espiritual. Son sumamente reflexivos y analíticos. Su cerebro se mantiene continuamente en acción. Poseen un sentido de la justicia muy desarrollado y por ello no soportan las injusticias ni las exigencias o imposiciones. Dentro del grupo 2 se encuentran los siguientes sub grupos:

Tienda de campaña

Muy sensibles, evitan al máximo todo enfrentamiento. Tienen un sexto sentido muy desarrollado.

Pino

Son sumamente activos y se caracterizan por su capacidad de comprensión sin embargo, ante cualquier problema pueden desmoralizarse fácilmente.

Doble

Denota cierta doble personalidad por lo que la convivencia con ellos es algo compleja. Son sumamente independientes y también muy variables.

Grupo 3. Forma de lazo y con un solo delta

Es el grupo más numeroso. Se caracterizan por su capacidad de adaptación. Trabajadores, amigables y de buen carácter. Son poco conflictivos. A su vez se dividen en:

lazo paralelo

Son llamados buenazos. Confiados y muy entregados. Son lentos y pasivos y desconocen la malicia.

Lazo horizontal

Similar al anterior pero más pasivos.

Lazo vertical

más inquietos y activos que los anteriores. Siempre dan impresión de tener mucho trabajo. Se pueden obsesionar cuando algo no sale como ellos querían. Siempre saben excusar sus propios fallos.

PARTICIPAR EN ESTE BLOG