ME GUSTA Y COMPARTIR

La carta astral, una instantánea del cielo

La carta astral es una instantánea del cielo, en el lugar de la Tierra y en el día y hora de tu nacimiento. En ella se reflejan las posiciones del Sol, la Luna, y los planetas, en relación con la bóveda celeste y con el horizonte del lugar de nacimiento, así como las relaciones de aquellos entre sí.

La interpretación de la carta astral

La interpretación de una carta astral (comunmente denominada horóscopo) consiste en descubrir de que manera esas posiciones influyen, condicionan, y determinan las características personales y sociales de una vida. Primero me voy a referir a la posición de los astros (Sol, Luna, y planetas) en relación con el fondo de la bóveda celeste, que astrológicamente se considera dividida en doce partes, los doce signos del Zodiaco.

A pesar de que la complejidad de cada persona es muy superior a lo que se puede describir a una maquina, es posible, no obstante, establecer una serie de rasgos de personalidad y de destino, que se derivan de tu carta astral a partir de las posiciones de los astros el día de tu nacimiento. Creo que el análisis de las características que voy a enumerar a continuación podrá serte de utilidad para avanzar por el camino del autoconocimiento.

Qué es el signo solar

El rasgo astrológico mejor conocido entre el publico en general es el signo solar, es decir, la posición del Sol en el horóscopo. La respuesta que se da a la pregunta ‘De que signo del Zodiaco eres’, es tu signo solar. Al decir que eres Escorpio, en realidad te estas refiriendo a que, cuando tu naciste, el Sol estaba en ese signo
el sol Desde un punto de vista técnico el Sol representa la imagen que tiene uno de si mismo, el consciente, la voluntad, y su destino ultimo. Por esta razón, es normal que uno se sienta identificado con las características de su signo.

Qué es el ascendente

El Ascendente de una carta astral es el punto de la bóveda celeste que empezaba a asomar por el Este en el momento de que se trata la carta (en este caso, tu nacimiento). Es un punto importante porque expresa como nos han condicionado la circunstancias. Indica la conducta aprendida, así como la imagen que presentamos a los demás. Así mismo se relaciona con la forma en que tiendes a empezar las cosas

Interpretación de la luna

Otro elemento importante de tu carta astral lo constituye la posición de la Luna. Al contrario que la posición del Sol, que no varía de un año a otro para la misma fecha, la posición de la Luna es distinta incluso para aquellas personas que han nacido unos pocos días antes o después que ti. Más aun si son de años diferentes. Técnicamente representa lo instintivo, inconsciente y corporal en contraposición a lo consciente y voluntario (el Sol). La Luna expresa nuestra receptividad al entorno, nuestros hábitos diarios y ritmos corporales (nuestros estados emocionales siguen el movimiento de la Luna, como las mareas del Océano). Desde otro punto de vista la posición de la Luna en una carta representa a los progenitores (especialmente a la madre). En términos de psicología, representa el arquetipo femenino. Por lo general, las características de tu signo lunar saldrán a la superficie en situaciones de inseguridad.

Hemos visto los tres focos de influencia más importante de una carta astral, el Sol, la Luna, y el Ascendente. Siguiendo con los componentes de tu personalidad, consideraremos otros tres factores que te caracterizan. Las posiciones de los planetas en tu carta indican necesidades básicas de la personalidad que deben ser atendidas.

Los planetas personales: Mercurio, Venus y Marte

Los llamados en astrología, planetas personales, son Mercurio (simboliza la mente y nuestras capacidades y modos de comunicación), Venus (que representa la atracción, la sensualidad, y el sentido de los valores), y Marte (la energía disponible y sus modos de expresión).

Los planetas sociales: Júpiter y Saturno

Los llamados planetas sociales, Júpiter y Saturno, se relacionan con nuestras actitudes y aptitudes para la integración en la sociedad. Júpiter simboliza la fe y el optimismo, y en un sentido más concreto, la suerte y las posibilidades de expansión personal. Saturno es la otra cara de la moneda. Tiene que ver con la aceptación de las propias limitaciones, con responsabilidades, miedos, penas y cargas. Saturno se asocia con la mala suerte y las desgracias.

Los planetas generacionales:Urano, Neptuno y Plutón

Los planetas generacionales son Urano, Neptuno, y Plutón. Su movimiento en el cielo es muy lento, por lo que permanecen mucho tiempo en cada signo. Urano esta relacionado con el deseo de individualidad. En una carta indica donde el individuo quiere ser especial, salirse de la norma. Tiene que ver también con la necesidad de cambios. Su posición en una carta apunta al area de lo imprevisto y de las sorpresas (no siempre agradables). Neptuno esta relacionado con el deseo de sublimación, donde uno quiere fundirse en una totalidad superior. A nivel más concreto suele indicar un punto de fantasía, abnegación y autoengaño. Plutón, se relaciona con los instintos más profundos (muy en la línea de la simbología de Escorpio), con las cuestiones de poder y magnetismo, así como con las grandes transformaciones. En una carta señala generalmente el area de comportamientos obsesivos o irracionales.

Las casas zodiacales

Las casas, según la astrología clásica, tienen influencia sobre las situaciones de la vida, sobre la historia cambiante de las personas y se hallan fijas en el cosmos, en la esfera terrestre. Las casas son doce, igual número que los signos, y se complementan y oponen entre sí. Algunos astrónomos actuales afirman que la división del Zodiaco en Casas resulta Las casas, según la astrología clásica, tienen influencia sobre las situaciones de la vida, sobre la historia cambiante de las personas y se hallan fijas en el cosmos, en la esfera terrestre.

Las casas son doce, igual número que los signos, y se complementan y oponen entre sí.

Algunos astrónomos actuales afirman que la división del Zodiaco en Casas resulta “un poco arbitraria” y existe más de una decena de maneras distintas para hacer el cálculo de las casas, según se empiece en la cúspide de la propia casa o, por el contrario, se tenga en cuenta sólo la zona de máxima influencia. Su estudio para hacer una carta astral es imprescindible aunque su importancia es menor que la de los signos.

Al igual que los signos, las casas se dividen en cardinales, fijas y comunes.

  • Cardinales (Casa 1, 4, 8 y 10) están relacionadas con las facultades y actividades del sujeto y su medio social, familiar y privado.
  • Fijas (Casa 2, 5, 7 y 11), tienen que ver con las aspiraciones, planes y propósitos del individuo y su respuesta ante los estímulos externos.
  • Comunes (Casas 3, 6, 9 y 12), representan los logros culturales e intelectuales en grado sumo y el reconocimiento de las equivocaciones; su lema podría ser: rectificar es de sabios.

Las casas no coinciden exactamente con los signos; esto siempre hay que tenerlo muy en cuenta.