Sustancia Espiritual


Es necesario que estés consciente de la fuente de tu Sustancia. Entonces podrás disminuir o aumentar la apariencia de la provisión de tus finanzas, porque su apariencia depende por completo de tu comprensión y del uso de tus ideas de Sustancia.

Si tu Prosperidad no se manifiesta tan pronto como otras y afirmas que Dios es tu Sustancia, tu provisión y tu sostén, rehúsa rendirte. Demuestra tu fe manteniendo el trabajo. Tienes suficiente en las Escrituras para sostenerte.

¿Estás dando a esta Sustancia tu atención o estás todavía buscando en las fuentes externas tu provisión? ¿Estás meditando y orando por la comprensión de esta Sustancia omnipresente? Si estás haciendo esto vendrá, y manifestará Prosperidad para ti. Cuando esto suceda, estarás confiado, porque nada podrá quitarte esa verdadera Prosperidad que es tuya. Esta es la ley que no falla ni puede fallar una vez que se ha puesto en movimiento en la forma correcta.

Necesitas dedicar más tiempo a la meditación silenciosa y como los lirios de los campos, ser paciente y crecer en tus demostraciones. Debes recordar siempre que estas ideas de Sustancia con las cuales estás trabajando, son ideas eternas que han existido siempre y seguirán existiendo; son las mismas que formaron este planeta en el principio y lo sostienen aún ahora.

Ve al silencio diariamente en el tiempo que dediques para ello y concéntrate en la Sustancia del Espíritu preparada para ti desde la fundación del mundo. Esto abre una corriente de pensamiento que traerá Prosperidad a todos tus asuntos. Un buen pensamiento para esta meditación es:

¿Qué deseas expresar cuando dices “tengo fe”? Manifiestas esto como ciertas características en hombres o cosas. Despiertan tu interés y comienzan a hacer una labor constructiva en tu mente. ¿Cuál es dicha labor? Es la de hacer a esa proposición o a ese hombre una realidad en tu conciencia. El carácter y los atributos de las cosas en tu mente, son Sustancia para ti por tu fe. La función de la fe es tomar ideas abstractos y darles forma definitiva y sustancial.

Si deseas multiplicar y aumentar el poder, la Sustancia y la vida que hay en ti a tu disposición, tienes que tranquilizarte y hacer que tus riquezas estén en el Espíritu, que es Dios, y que están aquí en toda su plenitud.

Debes bendecir todo cuanto posees, ya que puedas aumentar y multiplicar lo que tienes mediante palabras habladas. Jesús dijo que Sus palabras eran Espíritu y vida. ¿Has pensado alguna vez que tu palabra esta cargada con tal fuerza de vida espiritual? Lo está. Sé cuidadoso con tus palabras. Al hombre se le hará responsable aun de su palabra mas sencilla. Si mencionas a la Sustancia en forma negativa, tus finanzas disminuirán, pero si hablas de ella con aprecio y visualizando abundancia, tendrás prosperidad.

No tengas fe en nada que no sea menos que Dios, en nada que no sea Mente Única, porque cuando tu fe se centra en ella, estás construyendo para la eternidad. La mente y las ideas de la mente no pasaran jamás, nunca habrá un final de Dios. Jamás Habrá un final de sustancia que Dios es. Construye con la sustancia divina, cultiva tu fe en realidades y haz tesoros en el cielo.

Cuando otros tienen fe en lo que tu estás haciendo, construyendo o vendiendo, ellos ve eso como real y como algo que vale la pena. Entonces tu éxito y tu prosperidad están aseguradas. Solamente existe aquello en lo que tú pones gran fe en que ha de ser una realidad visible o valiosa. Si tú crees y dices: “tengo fe en la Sustancia de Dios trabajando en mi y a través de mi para aumentar y atraer abundancia a mi mundo”, tu fe comenzará a trabajar poderosamente en la sustancia mental y te hará prospero. Todo cuanto “pusieres en la Sustancia” con fe se desarrollará como una manifestación en tu mundo.

Tu debes manifestar que Dios es espíritu y que el espíritu es real y poderoso, y en gran medida, la cosa más Sustancial en todo el mundo.

Por medio de tus pensamientos, tú te pones en contacto con la maravillosa Sustancia espiritual, y adquiere forma en tu conciencia de acuerdo con tus pensamientos respecto a ella.

Cada vez que dices:”No tengo dinero” o “No tengo el dinero que necesito”, estás poniendo un limite a la Sustancia en tu propia conciencia. ¿Es eso sabiduría? Tú deseas una mayor provisión, no una provisión limitada de Sustancia. Por lo tanto, es muy importante que vigiles tus pensamientos de tal manera que la mayor provisión pueda pasar de tu mente a tus asuntos. Afirma: “Yo soy un hijo de Dios y debo pensar como Dios piensa. Por lo tanto, no puedo pensar en la escasez y en las limitaciones”.

Al atraer con mayor frecuencia a tu mente una proposición lógica y verdadera, más fuerte será el sentimiento interno de seguridad para ti. La mente del hombre tiene como base la Verdad, más Sustancia viene a ser tu mente.

Mientras mas conozcas acerca de Dios, más saludable será, y mientras más saludable, eres más feliz, bello, y mejor en todo sentido. Si sabes cómo apropiarte de la Sustancia universal y moldearla a tus necesidades, más próspero será.

Si deseas manifestar la creación perfecta, tienes que conformarte a la ley y desdoblar tu mente, cuerpo y asuntos en la misma forma que una flor se desarrolla por el principio de vida innata, inteligencia y Sustancia.

Tú estás unido a la mente espiritual por medio de la Mente Crística. Es a través de la Mente Crística que todas las cosas llegan a ti; Es el canal que conduce a la mente universal del padre. Confecciona la unidad del todo con la mente de cristo. Ten siempre presente que tu eres el maestro con el maestro, uno con la sustancia todo proveedora y que tu prosperidad se derrama. A medida que comienza estas procesó de unificarte en la vida y sustancias internas, éstas brotaran dentro de ti derramándose en tus asuntos, y de este modo serás próspero. Mantente fiel a esta vida interna sin importarte las apariencias externas, y nada podrás evitar que las cosas buenas de la vida se manifiesten.

Jamás limites la sustancia que tú creas necesitar o desear; en vez de eso, expande tu conciencia y deja en libertad a la mente infinita para hacer Su trabajo, y todo bien en la medida necesaria se te proveerá. . Haz tus afirmaciones amplias y comprensivas de suerte que tu mente se pueda expandir hacia el infinito en vez de tratar de estrechar el infinito en tu mente.

Si deseas aprender a demostrar Prosperidad en el hogar mediante la aplicación o uso correcto de los poderes y habilidades de que Dios te ha dotado, piensa desde el principio que posees estos poderes y habilidades. Tú estás en posesión de todo lo necesario para la demostración de la Prosperidad y puedes emprenderlas con la mayor confianza y fe. Puedes substraer de la Sustancia omnipresente por toda la eternidad, y no mermará jamás, por que ella está conformada de ideas. A través del pensamiento tú te apropias estas ideas y ellas comienzan a manifestarse en tus asuntos.

Así como el amor atrae, el odio ahuyenta.

No envidies al rico. Jamás condenes a quienes tiene dinero por la sencilla razón de que ellos lo poseen y tú no. No preguntes cómo hicieron ellos ese dinero ni sientas curiosidad por saber si son o no honrados. Todo esto no es un asunto de tu incumbencia. Tu negocio es hacer que todo cuanto te pertenece, llegue a ti y haces esto pensando acerca de la Sustancia omnipresente de Dios y cómo te la puedes apropiar por medio del amor. Haz contacto con las riquezas espirituales de Dios, aprópiatelas por medio de amor, y tendrás suficiente para cada día.

El amor divino suple abundantemente y aumenta la Sustancia para satisfacer todas mis necesidades.

Si haz tenido el hábito de atesorar o de practicar una economía rigurosa, cambia tus corrientes mentales hacia la generosidad. Practica el dar, aunque se en pequeña escala. Da con espíritu de amor y no cuando veas posibilidad alguna de recompensa. Salpica con Sustancia verdadera tu regalo impregnado de la Sustancia del corazón, el dinero o lo que des. Por medio del poder de tu palabra, tú puedes bendecir y multiplicar espiritualmente todo cuanto das. Visualízate como el administrador de Dios dando de Su inextinguible provisión. De esta forma estarás poniendo en acción fuerzas mentales y espirituales que eventualmente manifestarán grandes resultados. Sé alegre en tus dádivas. Dios ama a un dador alegre porque su mente y su corazón están abiertos al fluir de la Sustancia pura del Ser que equilibra todas las cosas.

Saca de tu mente todo pensamiento de escasez y afirma la abundancia de todo bien. La Sustancia infinita que la Mente Infinita te ha dado está alrededor de ti ahora, pero tienes que apropiártela. Tienes que cultivar este poder maravilloso de la mente para comprender que todo existe en abundancia y que este poder para apropiarte la Sustancia invisible en la mente, unido a la fe, manifiesta las cosas. Tienes que saber que tenemos tanto ahora, en realidad y en Verdad, como jamás hemos tenido. En Dios no existe escasez, carestía o depresión.

Si tu provisión en forma de dinero es escasa o tu cartera está vacía, tómala en tus manos y bendícela. Visualízala llena de la Sustancia viviente, lista para manifestarse.

A medida que preparas tus alimentos bendice la comida con el pensamiento puesto en Sustancia espiritual.

Cuando te vistas, bendice tus vestiduras y piensa que te estás vistiendo constantemente con la Sustancia de Dios. No centres tu pensamiento en ti. Tus intereses, tus pérdidas o ganancias; sino piensa siempre en la universalidad de la Sustancia. Mientras más consciente estés de la presencia de la Sustancia viviente, en mayor grado se manifestará para ti y más rico será el bien común para todos.

Identifícate con la Sustancia hasta el punto en que la hagas tuya; ésta cambiará tus finanzas, disipará tus temores, pondrá fin a tus preocupaciones, y muy pronto comenzarás a regocijarte en la abundancia de Dios siempre presente.

Cálmate y vuélvete dentro de ti a la gran fuente. Mira con tu ojo lleno de fe que el mundo está lleno de Sustancia. Visualízala como copo de nieve de oro y plata cayendo a tu alrededor mientras afirmas con convicción:

JESUCRISTO ESTA AQUÍ AHORA, ELEVÁNDOME A SU CONCIENCIA DE LA OMNIPRESENTE Y TODO PROMETEDORA SUSTANCIA DE DIOS Y MI PROSPERIDAD ESTA ASEGURADA.

TENGO ILIMITADA FE EN LA SIEMPRE PRESENTE SUSTENCIA ESPIRITUAL QUE AUMENTA Y SE MULTIPLICA CON MI PALABRA

1 comentario:

  1. todo esta en la Fe que tengamos para salir adelante en esta vida..

    ResponderEliminar